Godín, el adiós elegante del uruguayo que es leyenda rojiblanca

0
3
El Real Madrid, beneficiado del empate en el Wanda Metropolitano, resta a cinco puntos su desventaja con el Barcelona. El Atleti se mantiene a seis.

Resultado de imagen de Godin

Agencias.- El defensor uruguayo Diego Godín anunció este martes su salida del Atlético, un secreto a voces en el entorno rojiblanco, expresada en una comparecencia emotiva, rodeada de compañeros y familia, marcada por la elegancia de un jugador que admitió que hubiera deseado continuar en el club.

 

El día de mayores nervios de la carrera de Godín en sus 387 partidos con el Atlético no se produjo antes de pisar el césped para disputar una final, sino al enfrentarse al momento de comunicar abiertamente el fin de su etapa como rojiblanco.

“Estoy un poquito nervioso, más que antes de cualquier partido… Qué complicado es esto”, manifestó al subir al estrado de la sala de prensa del Wanda Metropolitano y coger el micrófono.

Ataviado con camisa blanca, pantalones y americana oscuros, hecho un manojo de nervios, las emociones se acrecentaron al ver en el patio de butacas a sus padres, llegados de Uruguay para presenciar el momento. “Me dieron la sorpresa”, admitió Godín, emocionado antes de comunicar su futuro.

Un paso por el Atlético de nueve temporadas, con ocho títulos que le convierten en el segundo jugador más laureado de la historia del club tras los diez de Adelardo Rodríguez, también presente, y 387 partidos -serán 389 a final de temporada-, con los que es el extranjero con más encuentros en la historia del Atlético y el décimo futbolista con más partidos en 116 años del club.

“Soy el capitán de este equipo, llevo muchísimos años. Hemos tenido mil conversaciones, reuniones con el club, está claro que al final no hemos llegado a un acuerdo, y ya está. Para mí se acaba una etapa, el ciclo más bonito de mi carrera deportiva y de mi vida, y nada más”, manifestó a los periodistas.

Admitió que en anteriores ocasiones recibió ofertas para marcharse del Atlético, la última el pasado verano -“Decidí quedarme, y no me arrepiento”, dijo-, y dejó entrever que la propuesta del club para continuar no le convenció.

Elegante hasta el final, tras los saludos con compañeros, técnicos, directivos y leyendas del club, Godín tuvo un gesto poco habitual, subiendo a la zona en la que se ubicaba la prensa para saludar a los informadores. “Aún nos quedan dos partidos”, bromeó con ellos.

Y paralelamente, en el espacio de las redes sociales, había dejado un vídeo destinado a los aficionados en el que se le ve despidiéndose de hinchas rojiblancos de diferentes edades, comentando con ellos sus impresiones y dando su adiós al viejo Vicente Calderón, actualmente en trámites de demolición.

En la sala de prensa del Wanda Metropolitano no solo Godín fue vencido por las emociones. También al presidente del Atlético, Enrique Cerezo, se le quebró la voz al acabar su discurso -en el que le dijo que el uruguayo es “un ejemplo de coraje y corazón”, divisa del Atlético- y el entrenador argentino Diego Pablo Simeone tenía los ojos brillantes.

Si bien el más afectado a todas luces fue el delantero francés Antoine Griezmann, con los ojos llenos de lágrimas y cariacontecido cuando posaba en la foto de familia tras la despedida. El delantero galo pierde a su principal amigo en el vestuario y al padrino de su hija.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here