Condenan a 9 años y 6 meses de cárcel a un preso que apuñaló a otro en misa

0
22
Audiencia Provisional de Madrid

Madrid,(EFE).- La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a nueve años y seis meses de cárcel a un recluso de la prisión madrileña de Soto del Real que intentó matar a otro acuchillándole mientras estaban en misa en 2017, aunque dijo en el juicio que lo hizo porque la víctima “le amenazó” e iba drogado.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, la Sala reconoce a Raikel Rafael A.P como autor de un delito de asesinato en grado de tentativa y, además de la pena de prisión, le impone una orden de alejamiento sobre la víctima de mil metros durante once años y el pago de una indemnización de más de 6.000 euros.

El tribunal considera probado que a las 11:15 horas del 19 de noviembre de 2017, cuando los internos estaban en misa en la cárcel de Soto del Real, el condenado se dirigió de manera sorpresiva hacia la víctima.

“Con la intención de acabar con su vida” le agarró por la espalda y le asestó dos puñaladas con un arma que había fabricado él mismo: un cuchillo de plástico del centro penitenciario al que había insertado cuatro cuchillas de afeitar.

La víctima sufrió una herida profunda de quince centímetros desde la cara hasta la parte del cráneo posterior a la oreja, y otra más superficial de cinco centímetros, por lo que necesitó tratamiento quirúrgico e ingreso hospitalario.

El condenado sostuvo en el juicio que nunca acuchilló a la víctima, aunque sí le agredió “a puñetazos”, porque éste le había amenazado con “robar a su madre y violar a su sobrina de ocho años”.

“Yo le dije que iba a por él, a mi familia no me la van a tocar”, añadió, y posteriormente adujo que actuó bajo los efectos de la droga.

No obstante, la Sala estima que los testimonios escuchados en la vista -entre ellos el de la madre y hermana del condenado- ponen de manifiesto las “contradicciones” de Raikel Rafael y corroboran la veracidad de los hechos.

Además, cree que el condenado tenía la intención de matar al otro joven y actuó con alevosía, lo que se evidenció tanto por el arma que empleó, por la zona del cuerpo en que hirió a la víctima y por sus primeras declaraciones en sede judicial, cuando afirmó que “iba a ir a por él y lo tenía todo listo”. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here