Agentes desmontan la versión del supuesto sicario de Usera: No iba drogado

0
27

Madrid,  (EFE).- Los agentes de la Guardia Civil que pararon el coche en el que huía de Madrid el supuesto sicario Breiner P.T, que confesó haber disparado ocho veces a un joven en la capital en 2014 -no por encargo ni por error-, han dicho que no vieron indicios de consumo de drogas en el acusado.

Esta versión desmonta la que presentó en su interrogatorio Breiner, que reconoció que había asesinado a José Luis S.L el 12 de septiembre de 2014 en el madrileño distrito de Usera, a quien además había estado vigilando, pero alegó que iba “muy drogado” y no explicó por qué quería acabar con la vida del joven.

Los guardias, que han dicho que “casi con total seguridad” el acusado no había consumido drogas, han declarado en el juicio con jurado que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid a Breiner, Johnson Andrés M.V. y José Arbey R.A, quienes se enfrentan a una petición fiscal de hasta 23 años.

La Fiscalía los acusa de disparar ocho veces a José Luis L.S., un joven madrileño al que confundieron con la persona que les habían encargado matar, lo que habían preparado durante semanas, al haber alquilado con nombre falso un apartamento en Madrid, una moto y móviles de la marca ‘blackberry’ para mantener sus comunicaciones, si bien fue el mismo Breiner quien confesó que no había sido así.

Después de disparar a la víctima, el acusado huyó de Madrid hacia Alicante en un coche en el que viajaban otras tres personas, y este vehículo fue parado por los agentes, que hablaron con los pasajeros, y han dicho que se habrían dado cuenta si alguno de ellos hubiera presentado síntomas de embriaguez.

En la sesión de este viernes también ha declarado el jefe del operativo de la Policía Nacional que llegó al lugar de los hechos minutos después de que sucedieran, y ha relatado que, a su llegada, encontraron a “mucha gente tratando de socorrer a la víctima”, quien murió prácticamente en el acto a causa de los ocho disparos en brazos, pecho y cara.

El policía ha recordado que algunos testigos del tiroteo le contaron que el asesino, que iba en moto y llevaba el casco puesto, se había acercado a la ventanilla del coche de la víctima, le había instado a salir, y una vez fuera, le había disparado “sin que a penas pudiera defenderse”.

Por este asesinato, la Fiscalía pide en su escrito provisional 23 años de prisión par Breiner, a quien le imputa también los delitos de tenencia ilícita de armas y falsedad en documento oficial.

A Johnson Andrés y José Arbey los considera coautores del delito de asesinato, porque estima que su participación fue necesaria para que se produjera, y pide para ellos 18 años y medio y 18 años de cárcel, respectivamente.

Además, solicita que indemnicen conjuntamente a la pareja de la víctima con 120.000 euros y a cada uno de sus padres con 15.000 euros.

El juicio continuará el próximo lunes con las declaraciones de más testigos. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here