Sánchez propone a Batet para presidir el Congreso y a Manuel Cruz al Senado Iceta aplaude que la federalista Batet presida Congreso: "Lo tiene todo"

0
19
Miquel Iceta, líder del PSC.

Agencias.- EFE.- El presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, propondrá a su ejecutiva federal los nombres de Meritxell Batet y Manuel Cruz, ambos del PSC, para presidir el Congreso y el Senado, respectivamente.

 

El PSOE ha difundido, además, un comunicado en el que informa de que ha alcanzado un acuerdo con Unidas Podemos para la composición de la Mesa del Congreso y ha explicado tras la Ejecutiva Federal del partido la composición de sus grupos parlamentarios.

El acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos, según han comunicado ambas formaciones, estará formada por tres miembros del PSOE, dos de Unidas Podemos, dos del PP y dos de Ciudadanos. Los socialistas ocuparán la Presidencia de la Cámara -previsiblemente Batet, como han anunciado los socialistas-, una Vicepresidencia y una Secretaría que ocuparán el andaluz Alfonso Rodríguez Gómez de Celis y la balear Sofía Hernanz.

A Unidas Podemos le corresponderá la Vicepresidencia Primera -para la que han elegido a Gloria Elizo– y la Secretaría Primera –Gerardo Pissarello-.

Meritxell Batet es en la actualidad, además de ministra en funciones, secretaria de Impulso Federal de la Ejecutiva del Partido Socialista de Cataluña y ha sido una de las figuras claves del Gobierno de Sánchez en el diálogo con la Generalitat de Cataluña. Nacida en Barcelona en 1973, es profesora de Derecho Constitucional de la Universidad Pompeu Fabra y diputada en el Congreso desde 2004.

El Gobierno ha explicado este viernes tras el Consejo de Ministros que el ministro de Agricultura, Luis Planas, se hará cargo de la cartera que hasta ahora ocupa Batet.

Fue miembro del equipo que negoció en 2016 en nombre del PSOE el acuerdo de gobierno que suscribió Sánchez con el líder de Cs, Albert Rivera y formó parte de la ejecutiva del PSOE de 2014 a 2016.

Mientras, Manuel Cruz, de 68 años y próximo a Miquel Iceta, fue el cabeza de lista del PSOE al Senado por Barcelona en las pasadas elecciones generales, es uno de los impulsores del federalismo y del diálogo como solución al conflicto político en Cataluña.

Catedrático de Filosofía Contemporánea de la Universidad de Barcelona y ha sido docente en diversas universidades europeas y americanas, así como investigador en el Instituto de Filosofía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Desde 2016 ha sido diputado y portavoz de Ciencia, Innovación y Universidades del grupo socialista. Es colaborador habitual de diversos medios de comunicación y, al igual que Batet y el resto de diputados del PSC, votó en contra hace tres años de la investidura de Mariano Rajoy.

El líder del PSC, Miquel Iceta, ha aplaudido que el PSOE haya decidido situar a una federalista como Meritxell Batet en la presidencia del Congreso de los Diputados: “Es dirigente PSC, ha sido ministra, diputada, profesora de derecho constitucional; lo tiene todo”, ha afirmado.

En una entrevista en RAC1, el líder de los socialistas también ha celebrado la elección de Manuel Cruz, que fue el número uno del PSC al Senado el 28A, para asumir la presidencia de la Cámara alta; una decisión que se hace pública el día después de que el independentismo impidiera que el propio Iceta pudiera aspirar a ese puesto, tal y como deseaba en primera instancia Pedro Sánchez.

 

El independentismo ha frustrado este jueves la operación del PSOE para que el primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, fuera presidente del Senado, al votar en el Parlament en contra de su designación como senador, tras lo cual el PSC ha pedido amparo al Tribunal Constitucional (TC).

En el pleno convocado este jueves para la designación de Iceta, en plena campaña electoral, no ha habido sorpresas y, en una votación electrónica y secreta después de que se posicionaran todos los grupos, el pleno ha rechazado la designación, con 25 votos a favor (PSC y Catalunya en Comú Podem), 65 en contra (JxCat, ERC y CUP) y 39 abstenciones (Ciudadanos y PPC).

El ‘no’ inédito de la cámara catalana, que siempre había avalado los senadores propuestos por los grupos, frustra así la operación de los socialistas para que Iceta sea nombrado presidente del Senado en la sesión constitutiva del próximo día 21, como deseaba el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Según Iceta, será “difícil que todo siga igual” después de que el independentismo haya “volado puentes” y haya puesto “un freno a la Cataluña moderna” que quiere diálogo.

También se ha referido a ello el propio Sánchez, que ha acusado a los partidos independentistas de haber vetado a Iceta “porque no quieren soluciones, quieren vivir del conflicto”.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores y candidato del PSOE a las elecciones europeas, Josep Borrell, ha calificado de “totalitario” el veto de las fuerzas independentistas.

Los socialistas catalanes han intentado hasta el último minuto sortear el veto anunciado por ERC, JxCat y la CUP pidiendo a la Mesa del Parlament que la votación se hiciera con papeletas, de tal modo que los diputados solo pudieran depositar un voto con el nombre del candidato propuesto o en blanco, pero no votar en contra, pero la idea ha sido descartada.

De nada han servido tampoco las apelaciones del PSC a la “cortesía parlamentaria”: JxCat, ERC y CUP ha certificado su “no” recalcando a Iceta que no puede dar “lecciones de cortesía” cuando no la ha aplicado, han dicho, hacia “presos políticos y exiliados”.

Después de la votación, el líder del PSC se ha mostrado “decepcionado” aunque no “sorprendido” en una rueda de prensa en la que ha explicado el recurso de amparo presentado ante el TC, con el objetivo de preservar los derechos de su grupo y de los catalanes que les votaron, ya que se les ha impedido que tengan el representante que les correspondería en el Senado.

En el recurso al TC, el PSC pide la nulidad de la votación de este jueves por haber empleado el sistema de votación electrónica y también solicita las medidas cautelares urgentes que crea oportunas para evitar un “perjuicio irreparable”, recordando en el escrito que la sesión constitutiva del Senado es el 21 de mayo, aunque sin pedir explícitamente su aplazamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here