La fuerte corriente en el Danubio sigue impidiendo el rescate de las víctimas

0
26

Agencias.- La fuerte corriente en el río Danubio, a la altura de Budapest, seguía este domingo impidiendo los trabajos de rescate tras el naufragio de un barco turístico el pasado miércoles, con al menos siete muertos y 21 desaparecidos.

 

Todas las obras para sacar el barco de las aguas y el descenso de los buzos para recuperar los cuerpos de las víctimas se encuentran paralizados, porque el Danubio está creciendo, con una visibilidad casi nula en el agua.

La ministra de Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-hwa, señaló hoy en Seúl, a su regreso de una visita a Budapest esta semana, que el lunes o el martes próximos los grupos de rescate húngaros, coreanos y austríacos podrán posiblemente bajar a la nave, informa la prensa húngara, citando medios coreanos.

“Veremos que condiciones hay en el río y mandaremos buzos para que determinen si es posible el rescate. Si el lunes no es posible, el día siguiente seguiremos con la operación”, señaló la ministra, según el portal “napi.hu”.

Mientras tanto, han surgido nuevos detalles sobre las causas del accidente y las posibles responsabilidades. El capitán del crucero que chocó con un barco turístico no intento entrar en contacto con la nave que acabó arrollando y hundiendo, informa hoy el diario húngaro Magyar Nemzet.

El rotativo recuerda que las reglas de navegación determinan que el barco que se acerca hacia otro por detrás debe informar por radio que está por realizar un adelantamiento y por qué costado.

Según las imágenes de las cámaras de seguridad colocada en el lugar del accidente, el gran buque-hotel alcanzó al barco turístico cuando éste estaba por pasar por debajo del puente Margarita, cuando las dos naves chocaron y la más pequeña se hundió en pocos segundos.

En el Sirena viajaban 31 turistas y dos guías surcoreanos, así como dos tripulantes húngaros.

Siete personas fueron salvadas, otras siete fueron encontradas muertas mientras que las restantes 21 siguen desaparecidas.

El capitán del crucero, un ciudadano ucraniano de 64 años de edad, se encuentra en prisión preventiva. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here