Un emocionado Pedro Lavirgen recoge el Premio Excelentia a su carrera

0
19
El tenor cordobés Pedro Lavirgen .

Madrid, (EFE).- El tenor cordobés Pedro Lavirgen (1930) ha sido homenajeado la pasada noche en el Auditorio Nacional con un concierto de ópera y zarzuela en un acto en el que ha recibido uno de los premios de la Fundación Excelentia, organizadora del recital, al que ha asistido la Reina Sofía.


Lavirgen ha salido al escenario acompañado de una de sus nietas y ha dedicado el galardón a su mujer, Paquita Baena, fallecida en 2017: “tenía una fe inquebrantable en mí”, ha subrayado.

El tenor, que se retiró en 1993, ha agradecido “profundamente” la presencia de la Reina, “un orgullo” para toda su vida, y al presidente de la Fundación Excelentia, Javier Martín, la concesión de un premio “a esas alturas” de su vida tan “valioso y gratificante”.

El presidente de IAG y tenor Antonio Vázquez, uno de los intérpretes del concierto de homenaje, ha subido a continuación al escenario junto al resto de cantantes y ha asegurado que el cordobés es “un paradigma de gratitud, de cariño y dedicación”.

Vázquez ha leído también un mensaje que le ha enviado Plácido Domingo a su móvil en el que el tenor madrileño explicaba que sentía enormemente no estar esta noche en el Auditorio Nacional pero que acababa de llegar a Madrid y tenía que irse a ensayar a la catedral de La Almudena donde mañana ofrecerá un concierto gratuito en su explanada con motivo del Año Jubilar Mariano.

Además de Lavirgen, han sido distinguidos con los V Premios Excelentia el proyecto Sinfonía por el Perú, del tenor Juan Diego Flórez, y el pianista israelí de 14 años Yoav Levanon, que ha interpretado al piano una pieza durante la gala, presentada por la periodista Carmen Enríquez.

Los otros galardonados han sido la Compañía Nacional de Danza (CND), las fundaciones Telefónica e Ibercaja, la asociación A+Música, Medici TV y Músicos por la Salud.

En el descanso del concierto, la Reina se ha reunido en un encuentro privado con los ganadores de los premios para felicitarles personalmente.

En el recital, con el que la fundación ha celebrado también sus diez años de vida, la Orquesta Clásica Santa Cecilia, dirigida por Miguel Ortega, han cantado, además de Vázquez, las sopranos María Ruíz y Gema Scabal, el bajo Simón Orfila, y los tenores Ángel Cortés, Enrique Ferrer y José Luis Sola.

El concierto ha tenido una parte dedicada a arias de Verdi, Puccini, Donizetti, Giordano y Mozart y otra a la zarzuela, con piezas tan populares como “Por el humo se sabe”, de “Doña Francisquita”; “No puede ser” y “Despierta negro”, de “La tabernera del puerto” y “Me llamabas Rafaelillo”, de “El gato montés”.

Scabal ha interpretado “Caro elisir, sei mio” -con Sola- y “Dúo de Adina y Dulcamara” -con Orfila- , de “L’elisir d’amore”, de Donizetti; “Der hölle rache”, de “La flauta mágica”, de Mozart y “Me llamabas Rafaelillo” -con Vázquez-.

José Luis Sola ha cantado también “Por el humo se sabe”; Simón Orfila, “Despierta negro” y “Che mai vegg’io”, “Infelice, e tuo credevi” e “Infin che un brando vindice”, de “Ernani”, y Antonio Vázquez “La mia letizia infondere”, de “I lombardi alla prima crociata”.

“Pace, pace mío”, de “La forza del destino” ha sido la primera aria de María Ruiz, que también ha cantado -con Ferrer- “O soave fanciulla”, de “La Boheme”, y “Vissi d’arte”, de “Tosca”.

Enrique Ferrer ha interpretado “Un dí all’azzurro spazio”, de “Andrea Chenier” y “No puede ser”, y Ángel Cortés “Parmi veder le lagrime”, de “Rigoletto”.EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here