Almeida, preocupado por «ambición» de Cs, no ve negociable que él sea alcalde Carmena llama a la "responsabilidad" a Cs e impida la entrada de Vox

0
121
José Luis Martínez-Almeida

Madrid,(EFE).- El candidato del PP a la Alcaldía de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha señalado este miércoles que «no es negociable» que él lidere el Gobierno municipal y ha mostrado su preocupación porque la «ambición personal» de Begoña Villacís, alcaldable de Cs, «frustre» el cambio pedido por los madrileños.

En declaraciones a los periodistas al término del último pleno del actual mandato, para aprobar actas, Martínez-Almeida ha anunciado que esta mañana ha remitido tanto a Ciudadanos como a Vox un «programa de investidura perfectamente asumible por cualquier votante de centro derecha» y confía en cerrar reuniones con ambas formaciones «en breve».

A tres días de la elección del nuevo alcalde, el candidato ‘popular’ ha asegurado que no le molesta que Villacís busque ser regidora, aunque sí le molestaría «que una ambición personal frustrara ese cambio».

El nombre de quién encabeza el Gobierno municipal «no es negociable», ha explicado, por los votos dados por los madrileños el 26 de mayo, que colocaron al PP como segunda fuerza tras Más Madrid con 15 concejales y a Ciudadanos como tercer actor, con 11 ediles.

Preguntado sobre si estaría dispuesto a que Vox, con cuatro ediles, formase parte del Ejecutivo municipal ha señalado que «no es una cuestión que ahora mismo esté encima de la mesa» y que quiere saber «qué es lo que quiere exactamente Vox» para pronunciarse «con exactitud».

Por el mismo motivo tampoco se ha pronunciado sobre qué forma de Gobierno quiere pactar con Ciudadanos, aunque en otras ocasiones sí ha señalado que estaría dispuesto a gobernar en coalición.

Martínez-Almeida, que ha bromeado con los periodistas señalando que como seguidor del Atlético de Madrid sabía que iba a sufrir hasta el final, ha señalado que «ningún votante de centro derecha entendería que no nos pongamos de acuerdo».

El candidato del PP tiene «claro» que, como líder de la negociación, se sentará tanto con Ciudadanos como con Vox y «no va a entrar en las reuniones a tres, las reuniones a dos o las reuniones a uno», como también han hecho, ha apuntado, en la Comunidad de Madrid.

El PP necesita alcanzar un pacto tanto con Cs como con Vox antes del sábado, cuando se constituye la nueva Corporación, pues si no logra un acuerdo volvería a gobernar la actual alcaldesa, Manuela Carmena, ya que Más Madrid fue la fuerza más votada en las elecciones municipales.

Carmena llama a la «responsabilidad» a Cs e impida la entrada de Vox

La actual regidora en funciones de Madrid, Manuela Carmena, ha llamado este miércoles a la «responsabilidad» de los grupos municipales que «no se sientan identificados con la extremaderecha» a que «impidan» su entrada en las instituciones.

En declaraciones a los periodistas al término del último pleno del actual mandato, para aprobar actas, Carmena ha asegurado que ella no entra en las negociaciones del bloque de la derecha aunque, apelando a la responsabilidad, «se podría sugerir una alternativa y ya se vería».

Carmena ha asegurado que sus palabras no tienen un «matiz político» sino que se trata de un «análisis» de las circunstancias que se están dando en el Ayuntamiento de Madrid, que constituirá su nuevo Pleno el próximo sábado día 15.

Al ser preguntada sobre si Más Madrid daría sus apoyos a la candidata de Ciudadanos al Ayuntamiento, Begoña Villacís, para evitar la entrada de Vox a un posible gobierno en el Consistorio, Carmena ha afirmado que el desarrollo de los pactos están entre PP, Vox y Cs, a los que ha llamado a la responsabilidad, y ella «no entra».

«Me preocupa la entrada de la extremaderecha a las instituciones porque parecen que desconocen lo que es la democracia», ha asegurado la alcaldesa y, por ello, ha pedido a los grupos que «no se sientan identificado con la extremaderecha» que «recapacite».

Ha advertido a la formación naranja de que aquellos que «desprecian» al movimiento LGBTI «les falta mucho por saber lo que es la democracia» y despreciar al movimiento es una «gran irresponsabilidad en Madrid».

Carmena se ha referido a las palabras del portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, quien calificó a la coordinadora Gay de Madrid (COGAM) como «sectaria, un chiringuito y un núcleo de poder», a lo que Carmena ha asegurado que demuestra «su falta de preparación y práctica ética» porque sus declaraciones son «una barbaridad».

«Es irresponsable e indica una falta de preparación y una ausencia enorme del sentido y práctica democrática», ha recalcado la actual regidora.

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here