Murió Zeffirelli, cineasta y escenógrafo italiano que persiguió la belleza

0
7
Franco Zeffirelli

Agencias.- El director de cine y aclamado escenógrafo italiano Franco Zeffirelli falleció hoy en Roma a los 96 años y deja películas como “Té con Mussolini”, “Romeo y Julieta” y puestas en escena en los mayores teatros de ópera del mundo en las que destacó siempre su búsqueda de la belleza.

 

La noticia fue anunciada por Dario Nardella, alcalde de Florencia, ciudad natal de Zeffirelli, que lo calificó como “uno de los grandes hombres de la cultura mundial”.

“Profunda conmoción por la desaparición del maestro Franco Zeffirelli. Embajador italiano del cine, del arte y de la belleza. Un gran director, escenógrafo y guionista. Un gran hombre de cultura”, escribió en Twitter el presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte.

A pesar de la edad y de estar postrado en una silla de ruedas desde hace algunos años, Zefirelli no dejó de trabajar y el 21 de junio se iba a materializar uno de sus sueños, cultivado en los últimos diez años, el de la puesta en escena para de una nueva “Traviata” que inaugurará la temporada del Festival lírico de la Arena de Verona.

Zeffirelli fue el “Miguel Ángel” de las artes escénicas, triunfando tanto en el cine, como en sus montajes para el teatro y la opera e incluso como creador del vestuario. Barrocos, excesivos, sorprendentes y muy solicitados en los teatros de todo el mundo.

Mantuvo una gran amistad que con la soprano María Callas a quién la dedicó la película “Callas for ever” (2002) y que confesó fue la única mujer de la que estuvo enamorado.

Declarado “homosexual”, relató en una biografía publicada cuando tenía 83 años su gran amor por Visconti, del que fue su ayudante en tres películas,  “La terra trema” (1947), “Bellissima” (1951) y “Senso” (1952), y que le inculcó su pasión por el séptimo arte.

Fue elegido senador en 1994 con el partido de Silvio Berlusconi, Forza Italia, y se confesaba conservador por “desesperación anticomunista” e incluso la reina Isabel II le concedió el título de “sir” (caballero), pero siempre se echó en falta el Óscar al que fue nominado dos veces, como director por “Romeo y Julieta” y como escenógrafo para “La Traviata”, o uno a toda su carrera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here