Absuelto un acusado de maltratar a su mujer al no aportar pruebas suficientes

0
31

Madrid, (EFE).- La Audiencia de Madrid ha absuelto a un hombre acusado de insultar, golpear y agredir sexualmente en su domicilio a su esposa, para el que la Fiscalía pedía 14 años de cárcel, al considerar «vago» y poco consistente el testimonio de la mujer, no corroborado ni por informes médicos ni por sus hijos.

 

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, la Sección 27 de la Audiencia absuelve a Luis Manuel E.C. de los delitos de maltrato habitual, lesiones en el ámbito familiar y agresión sexual continuada.

El material probatorio aportado, sostiene la magistrada ponente, «no puede considerase bastante para enervar la presunción de inocencia que ampara al acusado».

Según el relato de hechos, el acusado convivió durante cinco años con la presunta víctima, de la que está en proceso de separación, y tuvieron en 2014 una niña con síndrome del espectro autista. Con ellos residían los otros dos hijos mayores de la mujer, de 17 y 14 años en ese momento.

Para el tribunal no ha resultado probado que durante el tiempo de convivencia el acusado insultase, intimidase y agrediera a la víctima verbal y físicamente.

Aunque el informe del equipo psicosocial del Juzgado de violencia sobre la mujer presentado en el juicio concluye que la dinámica descrita por la víctima se ajusta «a lo que la literatura científica establece como un maltrato habitual», el tribunal recuerda que el Supremo estableció que «la credibilidad y testimonio de la víctima nunca puede dejarse única y exclusivamente a la valoración del perito».

En este sentido, destaca que la declaración de la mujer fue «vaga, poco descriptiva» y «no totalmente persistente».

No se ha probado, según la sentencia, que el acusado instara a la mujer a mantener relaciones contra su voluntad, aprovechándose de una situación de superioridad tras obligarla a dejar su trabajo, por lo que ella accedía a los encuentros carnales para obtener dinero para mantener a sus hijos, como sostenía la Fiscalía.

La mujer reconoció de hecho que dejó su trabajo voluntariamente para cuidar de su hija y que la pareja poseía una cuenta en común a la que accedía para sufragar la manutención de sus hijos.

Éstos, principales testigos, «no fueron en ningún caso concluyentes en la vista oral con respecto de los supuestos hechos delictivos»; a pesar de que se les recordó reiteradamente la obligación de decir la verdad, «más que incriminar, venían a exculpar al procesado», expone la sentencia.

El Tribunal descarta el delito de lesiones por un episodio sucedido en marzo de 2016, cuando, según la mujer, el acusado quería mantener relaciones sexuales y, ante su negativa, le propinó varios puñetazos; según la sentencia no consta informe médico que permita corroborarlo, ya que aunque hay un parte que acredita lesiones, sólo era reciente un «arañazo».

La hija dijo no haber visto nada, «únicamente a su madre tirada en el piso» y el acusado «sí ofreció una declaración firme y contundente», reconociendo un forcejeo en el que puedo producirse el arañazo.

Subraya además la magistrada que la víctima retiró la acusación de agresión sexual continuada y que sólo se adhirió a lo planteado por el Ministerio Público respecto a las lesiones y al maltrato habitual. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here