El viento y la partición en dos impiden controlar el incendio de Cadalso

0
46

 

Madrid,  (EFE).- El incendio que se desató el pasado viernes en Almorox (Toledo) y que se extendió a la Comunidad de Madrid ha calcinado ya en ambos territorios casi 3.3000 hectáreas y no pudo ser controlado este domingo por el viento cambiante, las altas temperaturas y porque se ha divido en dos flancos, este y oeste.

 

Cuatrocientas cincuenta personas trabajan en las labores de extinción de este fuego que en Madrid afecta a las localidades de Cadalso

de los Vidrios y Cenicientos y ha quemado en la región madrileña 2.500 hectáreas, según el 112.

En la tarde de este domingo los bomberos han logrado detener el avance de uno de los focos, el del sector este (Villa del Prado), que sin embargo no está por ahora controlado aunque hay «buenas perspectivas del comportamiento» del fuego.

Las labores de extinción se centran ahora en el del oeste, Peña de Cenicientos, con focos aún «bastante activos».

Las llamas han obligado a desalojar a 91 personas de la urbanización Espinar del Alberche, que pernoctarán en el polideportivo de Villa del Prado, donde se ha habilitado la plaza de toros para atender a animales.

Además, permanecerán cortados durante a noche varios tramos en las carreteras M-541, M-542; M507 y M-546.

Desde el puesto de mandos situado en Cenicientos, el director de la Agencia de Seguridad y Emergencias 112, Carlos Novillo se ha mostrado un poco «más optimista» con la evolución del fuego, porque las noches «normalmente están a favor de los equipos de construcción», aunque ha pedido «prudencia» porque con la ola de calor no pueden «bajar la guardia».

Para mañana, lunes, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) prevé una bajada en las temperaturas de dos grados y un 10 % menos de viento, precisamente el factor que ha estado «preocupando» en las labores de extinción, pues ha sido de suroeste y oeste en la zona de la M-403 con alguna racha de más de 30 kilómetros por hora.

Los medios áreos de la Comunidad de Madrid y del Ministerio del Medioambiente que trabajan este domingo hasta el ocaso retomarán su labor mañana.

Como ya hiciese ayer el presidente de la Comunidad de Madrid en funciones, Pedro Rollán, ha acudido al puesto de mando situado en Cenicientos, acompañado Novillo y por la delegada del Gobierno en Madrid, Paz García Vera.

Rollán ha informado al mediodía de que era «materialmente imposible» que el fuego quedase controlado este domingo, porque el viento cambia «continuamente» y las temperaturas son «altísimas».

Actualmente solo continúan evacuadas las 91 personas desalojadas de la Encinar del Alberche, las de las propiedades que lindan con terreno forestal, por el momento el fuego no ha afectado a ninguna vivienda, aunque sí pequeñas explotaciones agrícolas y una decena de los del camping.

Los primeros evacuados, de urbanizaciones de Cadalso de los Vidrios y de Cenicientos han podido regresar ya a sus casas.

Se mantiene activado desde primera hora de este domingo el nivel 2 del plan de emergencias contra incendios (Infoma).

Ante los mensajes en redes sociales sobre la necesidad de voluntarios el 112 ha alertado de que las «las labores de extinción son tarea de profesionales» por lo que otras personas «dentro de la zona caliente» no ayudan, sino «que perjudican enormemente» y han pedido hacer caso únicamente a fuentes oficiales. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here