De casas bajas a rascacielos, el polémico cambio del Paseo de la Dirección

0
161
Paseo de la Dirección

Madrid,  (EFE).- Situado en el distrito de Tetuán, el Paseo de la Dirección ha mudado la piel desde 2008, cuando un plan municipal acometido por Dragados expropió infraviviendas a sus vecinos, que consideran un «robo» que en los solares obtenidos por esta empresa se proyecten pisos de lujo y el intento -fallido- de edificar oficinas.


La última transformación de este barrio, muy humilde pero situado junto a Plaza de Castilla, empezó en 2008.

Por encargo del Consistorio de Alberto Ruiz-Gallardón, Dragados tenía que desdoblar este paseo de casi 2 km, expropiar las infraviviendas y construir edificios para realojar a los propietarios. No completó la tarea y en 2016 el Gobierno de Manuela Carmena resolvió el contrato de mutuo acuerdo.

Madrid abonó en suelo los trabajos que sí se habían acometido. El pago fueron siete parcelas de 88.250 metros cuadrados tasadas en 126 millones, 50 menos del precio total de la obra, lo que permitió al Ayuntamiento retener terrenos que albergarán dotaciones.

Pese a que el contrato se resolvió, esta operación ha sido rentable para el grupo de Florentino Pérez, según apuntan varios medios.

El Confidencial y Eldiario.es cifran en 40 millones el beneficio obtenido por ACS por la venta de dos parcelas de vivienda libre a Stoneweg, que edificará frente al parque Rodríguez Sahún dos rascacielos de 25 plantas y 300 viviendas en total, uno destinado a venta y otro a alquiler. El precio: 4.700 euros por metro cuadrado.

No ha trascendido en cambio qué cantidad obtuvo ACS a cambio de vender a Axa las parcelas restantes para las que esta compañía solicitó una licencia que le permitiese acometer oficinas en un suelo con uso de vivienda protegida.

Como adelantó Eldiario.es y confirmaron a Efe fuentes municipales, el permiso se denegó el pasado 3 de junio con Carmena aún al frente del Ayuntamiento.

La Agencia Efe se ha puesto en contacto con Axa, que ha declinado hacer valoraciones, mientras que desde ACS no han dado respuesta a la petición de información hecha hace más de una semana.

LOS VECINOS HABLAN DE ROBO

Los vecinos, expropiados y realojados, tachan la operación de «robo» y «pelotazo urbanístico». j

En declaraciones a Efe, Francisco Barrueco, perteneciente a una de las casi 200 familias afectadas por el realojo y portavoz de la Asociación Vecinal La Ventilla-Almenara considera que se pone «la guinda» a la «privatización del barrio».

Afea la diferencia entre los 860 euros por metro cuadrado que cada propietario recibió de media, frente al precio de las viviendas de lujo, pero centra sus críticas en el plan para acometer oficinas en un suelo que es más barato por ser de vivienda protegida. Si se recalifica habría «enriquecimiento ilícito», defiende.

Para este vecino la operación de los rascacielos de lujo es «inquietante». «Por muy buenas que sean las vistas», señala, están proyectando vivienda de lujo -tendrán piscina, gimnasio o huerto- en una zona «muy humilde», con edificios de realojo y «una situación social compleja».

«Desde el inicio toda la operación se dirigía a transferir suelo de pequeño propietario a Dragados. Se expropiaba a un precio ridículo y el gran operador aspira a un rendimiento desaforado», explica este vecino, que considera un «robo» todo el beneficio que rebase el precio de expropiación.

LAS OFICINAS NO SON VIABLES

Es «inviable» que las parcelas al término de la calle Marqués de Viana destinadas a ser dos torres de viviendas de protección pasen a ser oficinas. En este punto coinciden el que fuese responsable de urbanismo con Carmena, José Manuel Calvo y el nuevo delegado, Mariano Fuentes, de Ciudadanos.

El actual responsable de Urbanismo, que dos semanas después del cambio de Gobierno está analizando el estado del planeamiento y las obras pendientes, señala que «aparentemente no tendría sentido» el cambio de uso porque se perdería el «criterio básico» del proyecto: proveer de vivienda protegida.

Por parte del anterior equipo, Calvo defiende que se alcanzó una «solución pragmática que es buena para el barrio» al resolver el contrato y, pese a las críticas por el beneficio de Dragados, defiende que acudir a los tribunales era un riesgo porque podían perder el pleito ante la ausencia de sanciones por parte del PP.

El concejal de Más Madrid defiende además que la reforma de proyecto permitió impedir la construcción de «edificios de borde», que en el diseño original creaban una barrera en torno al parque y aislaban al resto del barrio.

UN BARRIO IRRECONOCIBLE

Esta zona de Tetúan es irreconocible si se echa la vista atrás. Hace 20 años las casas bajas aún poblaban La Ventilla, hasta que la totalidad de los vecinos -algunos expropiados desde los 60 y que en ese periodo no pudieron reformar ni vender sus casas- fue realojada a finales de los 90 en pisos del Ivima en la avenida de Asturias.

Tampoco existen ya la mayoría de las infraviviendas del Paseo de la Dirección, salvo algunas, interiores, que perviven ante la negativa de sus propietarios a las ofertas del Consistorio.

En el horizonte, nuevas vistas.

Los dos rascacielos de vivienda tienen ya licencia de obras y podrían estar listos en 2021.

Además, el Consistorio debe terminar la urbanización, lo que implica derruir aún algunos inmuebles, edificar nuevas dotaciones y construir viviendas públicas que estarán orientadas al alquiler para jóvenes. El área que dirige Marino Fuentes trabaja «en un calendario específico» para poner punto y final al nuevo paisaje del Paseo de la Dirección.

María López

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here