El Orgullo recorrerá este sábado Madrid al grito de ‘¡Ni un paso atrás!’

0
76

Madrid,(EFE).- Al grito de ‘!Ni un paso atrás!’, el Orgullo 2019 espera reunir a miles de personas este sábado en una manifestación en Madrid que clamará contra la intención de la ultraderecha de modificar las leyes LGTBI que el colectivo ha peleado durante décadas y en la que está vetada la representación oficial de Ciudadanos.

 

La manifestación tiene este año dos pancartas: una primera, que portarán activistas históricos con el lema ‘Mayores sin armarios: ¡Historia, Lucha y Memoria!. Por una Ley LTBI estatal’; y la segunda, con el epígrafe ‘Ni paso atrás’, que encabezará también la marcha con el contenido más político de los últimos años.

Y es que la demanda de Vox de modificar leyes LGTBI para conformar gobiernos autonómicos y locales ha sido un revulsivo para el colectivo, que ha pedido a los «partidos conservadores que dejen de usar los derechos humanos como moneda de cambio».

Lo ha dicho la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELTGB), que ha demandado a ciudadanos y organizaciones sociales que se sumen con más fuerza este año a la manifestación para dejar claro que no se va a permitir ningún tipo de retroceso en materia de derechos y libertades.

Ni el Partido Popular ni Ciudadanos tendrán representación oficial en la marcha y no llevarán carroza a diferencia de otros partidos, como PSOE y Podemos, aunque «como en cualquier manifestación, tendrán libertad para sumarse a pie en igualdad de condiciones», según ha puntualizado la COGAM, el Colectivo LGTB+ de Madrid, que organiza la marcha.

Este veto ha llevado a Vox a calificar a COGAM de «chiringuito sectario», que «no representa a todos los gais, lesbianas y transexuales», y a plantear la posibilidad de que no se permitiera «la organización en Madrid de cosas que solo están hechas por algunos».

Ciudadanos, que ha reiterado este viernes que acudirá a la manifestación porque «nunca ha faltado a la cita», espera que la COGAM «recapacite y rectifique», a pesar de que la formación naranja no ha firmado el decálogo que instaba a los partidos a no valerse de los votos de extrema derecha para gobernar, entre otras medidas en defensa de los derechos LGTBI.

La propuesta de revertir derechos LGTBI también ha sido acogida con preocupación por el Gobierno, como ha manifestado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que cree que hay que «recapacitar sobre la facilidad» con que se habla de este asunto.

Además, la responsable de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha asegurado que los «repuntes de intolerancia» contra el colectivo requieren una «respuesta contundente del conjunto de la sociedad».

Según las previsiones, unos 1.600 agentes de Policía Nacional y Policía Municipal de Madrid vigilarán mañana esta marcha, celebración central del Orgullo, para garantizar la seguridad de todos los asistentes a la manifestación y a los eventos posteriores y evitar robos, agresiones y delitos de odio contra el colectivo LGTBI.

La Policía Municipal ha advertido de que los delitos de odio serán especialmente vigilados y los asistentes a la celebración del Orgullo contarán con cuatro puestos de la Unidad de Gestión de la Diversidad especializados.

Para poder asistir caídas y mareos, además de deshidrataciones o posibles intoxicaciones etílicas, trabajarán 215 efectivos de Samur-Protección Civil, que desplegarán siete hospitales de campaña con soporte vital básico avanzado. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here