Las monjas de clausura buscan en la alta cocina nuevas ofertas culinarias

0
71

Pozuelo de Alarcón, (EFE).- Chutney de calabaza y chips vegetales son algunas de las recetas que el chef David Millet ha enseñado a más de una decena de monjas de clausura de diferentes conventos españoles que han viajado hasta la escuela de alta cocina ‘Le Cordon Bleu Madrid’ para aprender nuevas elaboraciones.

 

“Mucha gente que nos visita en el monasterio nos pregunta si tenemos cosas saladas para vender”, explica a Efe la hermana María del monasterio de Santa Cruz en Sahagún (León), quien acudió a la clase para diversificar los productos que comercializan y afianzar la financiación de su congregación.

En el convento de benedictinas, donde reside la religiosa con otras diez monjas de entre 23 a 90 años, tuvieron dudas sobre la idoneidad de acudir a la clase de la escuela de cocina ‘Le Cordon Bleu Madrid’, ubicada en la Universidad Francisco de Vitoria, en Pozuelo de Alarcón.

“Estuvimos valorando si ir pero al final decidimos que nos viene bien aumentar nuestra oferta”, comenta.

Las recetas centenarias de las tradicionales yemas, mazapanes, bollitos o rosquillas se han quedado “pequeñas” para las monjas, que buscan comercializar nuevos productos como paté o tomate confitado como vía complementaria de financiación para sus monasterios.

Con este objetivo, la escuela de cocina ofreció una clase magistral del chef David Millet a un grupo de 13 religiosas el pasado 29 de junio.

La iniciativa, que se ha desarrollado gracias a la Asociación Contemplare, reunió a monjas de clarisas de Villarrubia de los Ojos de Ciudad Real; carmelitas descalzas de Toro, en Zamora; cistercienses de Casarrubios del Monte en Toledo; benedictinas de Sahagún, en León, o cistercienses de Villamayor de los Montes en Burgos.

La hermana María cree que la venta de nuevos productos salados “podrían tener salida” y desde la congregación ya están consultando el precio de los tarros donde promocionar sus creaciones.

El aprendizaje del curso en Madrid fue “muy bueno” y acertado ya que pasaron “muchas cosas en poco tiempo” y obtuvieron las enseñanzas que buscaban para abordar sus próximos objetivos.

Uno de los grandes problemas de los monasterios son su financiación ya que se sostienen con “las pensiones” de las monjas. “Con este tipo de trabajo si se amplía el marco en el que vendemos nos vendría estupendamente”, comenta María.

Los productos de los que disponen las monjas en el convento actualmente están hecho sin conservantes y con los salados será más difícil su conservación, según el chef Millet.

“A cambio (de darles el curso) quería recetas de dulce, pero no han caído”, bromea en declaraciones a Efe el cocinero, que asegura haberse sentido “muy a gusto” con estas ‘peculiares’ alumnas.

Millet asegura que las monjas acudían a la cita con una “idea muy determinada” aunque cree que “aún es pronto” para comprobar si pueden llevar a cabo su cambio de especialidades.

Por su parte, la directora de la Asociación Contemplare, Alejandra Salinas, ha explicado que este proyecto comenzó hace un año con el objetivo de ayudar y proporcionar nuevas fuentes de ingresos a los cerca de 800 monasterios en activo que hay en el territorio nacional.

“Preguntamos qué necesitaban y todo el mundo aseguraba que requerían equilibrar sus gastos y sus ingresos. Tienen unos gastos fijos de la seguridad social ya que todas las monjas son autónomas y tienen también grandes gastos en suministros”, cuenta a Efe.

Asimismo, ha subrayado que esta actividad se ha convertido en una de las “múltiples maneras” con las que colaborar con los monasterios para acercarles a empresas con las que pueden trabajar para “diversificar sus vías de financiación y seguir perpetuando así la vida de sus monasterios”.

No obstante, para poder degustar la nueva inclusión culinaria de este grupo de monjas habrá que esperar un tiempo, ya que sus productos no tienen fecha de salida sus productos, pero esperan que tengan el mismo éxito que sus postres tradicionales.

Borja Méndez

EFE 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here