Unos 50 sirios solicitantes de asilo llevan 15 días en un parque sin ayudas

0
126
Parque Salvador de Madariaga, Ciudad Lineal

Madrid, 25 jul (EFE).- Casi medio centenar de sirios, entre ellos 25 niños y cinco mujeres embarazadas en avanzado estado de gestación, llevan alrededor de quince días viviendo en un parque de Madrid en condiciones precarias, sin recibir -denuncian- ningún tipo de ayuda de las administraciones públicas.

Estos ciudadanos sirios, según narran ellos a Efe, llegaron hace un año y medio a España, a través de Melilla, y solicitaron asilo, aunque posteriormente decidieron trasladarse a Francia «a buscarse la vida» porque en nuestro país no encontraban trabajo, ha explicado un inmigrante argelino, que ha hecho de traductor.

Durante las dos semanas que llevan en el Parque Salvador de Madariaga (distrito de Ciudad Lineal) solo han recibido una única visita de miembros del Samur Social que les dijeron que iban a volver, según han contado, pero que no lo han hecho.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid explica a Efe que estas familias no han solicitado alojamiento a los Servicios Sociales y que están siendo supervisados por el Samur Social, atendiendo sus necesidades sanitarias o de cualquier otro tipo que precisan.

Las fuentes del Ayuntamiento recuerdan que no se puede obligar a personas adultas a dejar de vivir en la calle, pero que tienen la obligación de alojar a las personas vulnerables, como los niños y las embarazadas, a los que, en breve, van a proporcionar alojamiento.

Añaden que el Ayuntamiento está en contacto con el Gobierno, que tiene la competencia del asilo, y que si en los próximos días «no encuentra una solución para esas familias», buscará alojamiento para los niños, acompañados de un adulto, y para las mujeres embarazadas.

Por su parte, los hombres podrán hacer uso de los recursos previstos por la entidad local para las personas sin hogar, pero para ello deben pedirlo, insisten desde el ayuntamiento.

El grupo de sirios permaneció alrededor de un año, durante el cual llevaron una vida normalizada, con vivienda, trabajo y los niños escolarizados, si bien fueron expulsados a España en virtud del Acuerdo de Dublín, según ha avanzado hoy El País.

Este acuerdo prevé que sea el país donde se ha realizado la petición de asilo en el que deben permanecer mientras se tramita esta solicitud.

Casi todas las mujeres embarazadas que forman parte de este grupo de sirios están a punto de dar a luz; en concreto, a una de ellas le quedan diez días para el parto.

Algunos de los niños más pequeños nacieron en Madrid durante el corto periodo que permanecieron en España antes de marcharse a Francia y fueron inscritos en el Registro Civil, por lo que sus padres disponen de libro de familia.

También algunos de ellos cuentan con tarjeta de permiso de residencia concedida por «protección internacional» y que les da derecho a «residencia y trabajo de larga duración», según han mostrado a Efe.

Las condiciones en las que viven estas familias son precarias, ya que tienen que ir al baño del Tanatorio de la M-30 o de la Mezquita, ambos edificios colindantes con el parque, pero no disponen de un lugar donde poder ducharse o asearse.

Tampoco, han contado, tienen dinero, por lo que consiguen la comida rebuscando en los contenedores de basura.

Para dormir utilizan esterillas y cuentan con un infiernillo donde pueden preparar alguna comida caliente. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here