El juez sospecha que «la cúpula» del BBVA consintió contratar a Villarejo Francisco González: Estoy máximamente interesado en colaborar con la justicia

0
181
Edificio de diseño "La Vela", sede del BBVA

Agencias.- El juez del caso Tándem, Manuel García Castellón, sospecha que «la cúpula» del BBVA consintió la contratación del excomisario José Villarejo para tareas de información y espionaje, en vista del «beneficio personal y empresarial» que le podían reportar.

 

En un fragmento del auto de imputación al BBVA al que ha tenido acceso Efe, el magistrado ve necesario determinar si el banco puso en marcha medidas para evitar el delito o si, por el contrario, «la ausencia de mecanismos de control» y «la tolerancia con prácticas contrarias a la buena fe empresarial» fueron «medios de los que el banco pudo haberse valido para facilitar la contratación» de Villarejo.

Estos hechos podrían ser constitutivos de un delito de corrupción en los negocios, aunque García Castellón investigará el recorrido de este delito para aclarar si el BBVA contribuyó a mantener las relaciones con Villarejo en beneficio propio o si la presunta corrupción de alguno de sus directivos «pudiera considerarse como perjudicial para la sociedad».

Francisco González: Estoy máximamente interesado en colaborar con la justicia

El expresidente de BBVA Francisco González ha asegurado este martes que desde que se abrió la investigación judicial sobre la relación del banco con el excomisario José Villarejo ha estado «máximamente interesado en colaborar con la justicia, con la mayor transparencia y objetividad».

Considera que la actuación del banco ha sido «intachable» pero se ofrece a colaborar «con el objetivo de identificar y esclarecer lo más rápidamente las posibles irregularidades que se hayan podido producir», explica en una declaración remitida a Efe.

Un día después de que la Audiencia Nacional imputara a BBVA por los delitos de cohecho, descubrimiento y revelación de secretos y corrupción en los negocios, el que fuera su presidente durante más de dos décadas ve «muy importante» afrontar la investigación «con total transparencia».

aboga por ayudar a deslindar «posibles actuaciones individuales de carácter irregular, si las hubiera», de la actuación del banco en su conjunto».

El exbanquero incide en que durante su presidencia en BBVA se trabajó «bajo unos estrictos estándares de conducta» y se actuó «dentro de la más estricta legalidad para defender los intereses del banco, esto es, de sus profesionales, sus accionistas, sus clientes y los intereses generales de la sociedad».

Además, destaca que en mayo de 2018, «nada más tener conocimiento a través de lo publicado en un medio de comunicación de la contratación de la empresa Cenyt, vinculada a Villarejo, por BBVA», él mismo impulsó una investigación interna en el banco para identificar cualquier actuación irregular que se hubiera producido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here