La lista que da fe del sufrimiento de 4.427 españoles muertos por el nazismo Doscientos cuarenta y siete madrileños entre los muertos en Mauthausen-Gusen

0
70
Mauthausen

EFE.- Olegario Aba, Florencio Abad… son las primeras identidades que figuran en una lista del horror nazi, la que publica este viernes el Boletín Oficial del Estado, que reconoce y da fe del sufrimiento que padecieron 4.427 españoles muertos en los campos de concentración de Mauthausen y de Gusen, en Austria.

 

El Gobierno ha querido rescatar a estas víctimas, que han permanecido más de ocho décadas olvidadas, hasta que el Gobierno las sacó hace unos meses de un archivo para, una vez cotejadas, inscribir sus defunciones en el Registro Civil como reconocimiento y reparación moral.

La ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, ha considerado un “deber de memoria y justicia” la publicación hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de la lista de 4.427 españoles muertos en los campos de concentración nazis en Austria de Mauthausen y Gusen.

Así lo destaca Delgado en una tribuna que publica este viernes el diario El País y que lleva por título “Deber de Memoria. Deber de Justicia”.

Con esta publicación se formaliza una de las iniciativas de la Ley de Memoria Histórica para la reparación de los represaliados, que obtendrán el estatus de fallecidos que aún no tenían.

Esta medida, que según lamenta la ministra llega tarde, “pretende rendir tributo a la memoria de un colectivo que defendió valores democráticos frente al totalitarismo”.

Delgado indica que la intención del Gobierno es “continuar trabajando el registro incluyendo a víctimas españolas de otros campos”.

Más de diez mil españoles pasaron por campos de concentración del nazismo durante la contienda, de los cuales más de la mitad perdió la vida en ellos.

Doscientos cuarenta y siete madrileños entre los muertos en Mauthausen-Gusen

Doscientos cuarenta y siete madrileños, de los cuales únicamente dos eran mujeres, murieron en los campos de concentración nazis de Mauthausen y de Gusen, en Austria.

Sus nombres -Eduardo, Manuel Juan o Antonio- y sus apellidos -Martínez, López, Sánchez o Fraile- aparecen junto con el del resto de 4.427 españoles víctimas del horror nazi.

 

Tras ocho décadas el Gobierno ha publicado este viernes sus nombres en el Boletín Oficial del Estado, para, una vez cotejados, inscribir sus defunciones en el Registro Civil como reconocimiento y reparación moral.

 

En Madrid la mayor parte de quienes murieron en los campos nazis lo hizo en Gusen, campos anexos al de Mauthausen, que de hecho pasó a llamarse Mauthausen-Gusen a partir de 1940.

Allí perecieron 201 madrileños, mientras que en Mauthausen fueron víctimas otros 21 y las únicas dos mujeres del listado murieron en Auswchwitz, un campo situado en la Polonia ocupada.

La mayoría murió cuando contaba con entre 25 y 34 años -137 d ellos-, menores de 24 fueron víctimas otros 32 y cincuenta y tres de ellos tenian entre 35 y 45 años, mientras que se desconoce la edad de 24 madrileños.

Las dos únicas mujeres de la lista, Irene Horschitz y Ana Inés Cohen murieron en 1943 en el campo de Auschwitz, en el caso de Horschitz a los 36 años, mientras que de Cohen se desconoce la fecha de nacimiento.

La mayoría de los madrileños víctimas en los campos nazis habían nacido en la capital, otros provenían de media centenar de localidades, algunas hoy integradas en la ciudad de Madrid -Fuencarral, Puente de Vallecas, Chamartín, Tetúan o Usera-, mientras que 1941, y el invierno entre 1941 y 1942 fue la época en la que se concentraron más muertes.

Sus nombres y apellidos, junto al lugar de donde procedían, fueron recogidos en diez tomos elaborados por la Oficina Notarial del Estado Francés para Deportados entre 1950 y 1951 -tras la liberación del campo de Mauthausen- y enviados a España un año después.

La ciudad de Madrid homenajeó el año pasado a los 450 vecinos deportados a los campos nazis y cuyos nombres fueron leídos en el Pleno municipal por todos los concejales a iniciativa de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), además en la capital se han instalado ‘Stolpersteine’, adoquines que recuerdan a los deportados.

La publicación del listado de las 4.427 víctimas persigue agradecer y reparar a los más de diez mil españoles deportados a campos de concentración por el gobierno franquista, de los cuales más de la mitad perdió en ellos la vida.

El Consejo de Ministros acordó en abril establecer el 5 de mayo como día de homenaje a estas víctimas. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here