Los okupas de la Ingobernable deben abandonar el edificio el 28 de agosto

0
38
El inmueble okupado por La Ingobernable

Madrid, 13 ago (EFE).- Los colectivos que okupan La Ingobernable, un edificio público en el número 30 del Paseo del Prado, deben abandonar el edificio el 28 de agosto, tras notificarse la orden de desalojo por parte del Ayuntamiento de Madrid a través de su publicación este lunes en el Boletín Oficial del Estado.

En la orden de la Dirección General de Patrimonio se da un plazo de cinco días hábiles para que abandonen este inmueble, a contar desde el día siguiente a la publicación en el BOE.

El Gobierno municipal ha optado por esta vía tras intentar sin éxito notificar la orden de desalojo a los interesados y en el texto se cita el nombre de dos activistas y el del exdiputado de Podemos Isidro López.

Fuentes del Gobierno municipal han indicado a Efe que los servicios municipales se presentarán en el edificio, okupado desde mayo de 2017, el 28 de agosto a las 10.00 y en caso de que sus ocupantes no se hayan marchado acudirán a la vía judicial.

Según figura en el BOE, “en caso de resistencia al desalojo, se adoptarán cuantas medidas sean conducentes a la recuperación de la posesión del bien o derecho” y el Ayuntamiento puede solicita el “auxilio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, o imponerse multas coercitivas de hasta un cinco por 100 del valor de los bienes ocupados”.

Tras su llegada al Palacio de Cibeles el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, anunció que usaría todo el peso de la ley para acabar con la okupación de este inmueble municipal, que se anunció inicialmente para el 2 de septiembre.

En cambio, desde el centro social han pedido “diálogo” al nuevo Consistorio y se han reivindicado como “indesalojables” al entender que este espacio es imprescindible para los movimientos sociales madrileños y que lo han salvado de ser “un pelotazo del PP”.

En rueda de prensa, dos portavoces del espacio anunciaron que harán frente a la amenaza de desalojo manteniendo su actividad, con 50 colectivos sociales y una medida de mil personas haciendo uso del inmueble a diario.

La Ingobernable comenzó a funcionar el 6 de mayo de 2017, cuando varios ciudadanos okuparon un edificio vacío situado en el paseo del Prado y propiedad del Consistorio, que en 2015 la entonces alcaldesa Ana Botella había cedido a la Fundación Ambasz para demolerlo y edificar en su lugar un museo.

Un año después, en 2018, el Ayuntamiento de Madrid dirigido por Manuela Carmena recuperó el edificio para el patrimonio municipal para lo que tuvo que abonar 1,4 millones a la Fundación Ambasz como indemnización. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here