Cifuentes dice que su dimisión fue “planificada” por empresarios y políticos El PP elude polemizar con Cifuentes tras sus acusaciones al partido

0
59
Cristina Cifuentes, ex presidenta de la comunidad de Madrid.

Madrid, 9 sep (EFE).- La expresidenta madrileña Cristina Cifuentes ha dicho que todo lo que condujo a su dimisión hace año y medio “se planificó en un despacho y se ejecutó con precisión matemática” y ha culpado de ello a políticos del PP y a “algún empresario que quería recibir un dinero de la Comunidad que no recibió”.

 

En una entrevista en TelecincoCifuentes ha sostenido que en su “linchamiento” se produjo una “tormenta perfecta” en la confluyeron diferentes intereses de distintas personas que la veían como la causa de sus problemas y decidieron “quitarla de enmedio”.

Entre ellas, ha asegurado que había empresarios que “no vieron cubiertas sus expectativas económicas” y políticos del PP a los que “les vino de miedo” su dimisión en un momento en el que algunos en su partido la veían como la sucesora de Mariano Rajoy.

“Hubo también un componente de venganza en personas que me la tenían jurada desde que empecé a levantar alfombras”, ha denunciado la que fuera presidenta madrileña desde 2015 a 2018, que ha recordado además que a la oposición también le “venía muy bien” desgastarla.

Tras defender que no tiene “nada que ocultar” y que su imputación en el caso Púnica le “sorprendió bastante” y fue un “mazazo” personal porque ella no tiene “nada que ver” en ese asunto, ha insistido en que la adjudicación de la cafetería de la Asamblea de Madrid por la que está siendo investigada se hizo “atendiendo al cien por cien los requisitos técnicos”.

Cifuentes ha dicho que es consciente de que le queda “un largo calvario por delante” para el que se siente “preparada”, después de un año y medio “verdaderamente demoledor”, en el que ha visto que no sólo se buscaba apartarla de la política, sino también “destruirme personalmente”. “Si digo que ha sido un año duro me quedo corta, no se lo deseo a nadie, ni a mi peor enemigo”.

Por eso ha agradecido el apoyo que ha recibido y aún recibe de ciudadanos anónimos y de muchos militantes del PP, aunque ha admitido que no vio ese respaldo en “demasiados” dirigentes de su partido, solo “en algunos”.

“Cuando una persona queda señalada se le aparta como si fueras la peste, es una cosa dolorosa y curiosa; incluso personas que me lo deben todo políticamente, y de repente ‘si te he visto no me acuerdo'”, ha reprochado.

Sobre el líder del partido, Pablo Casado, ha dicho que “sí tenía” amistad con él, pero ahora “ni la tengo ni no la tengo, porque él no me ha llamado en todo este tiempo”.

Y no ha querido comentar las declaraciones de la actual presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, que hace unos días dijo que su nexo con Esperanza Aguirre o Cristina Cifuentes es “como cualquier otro militante”.

Unas palabras, ha dicho Cifuentes, que Díaz Ayuso tendrá que explicar, y se ha limitado a afirmar que ella le ha tenido y tiene “un gran cariño personal”, y que la ha considerado “como una hermana pequeña” a la que siempre intentó aconsejar “de la mejor manera posible”.

“Fue viceconsejera de mi Gobierno, siempre le di confianza y le permití crecer políticamente”, ha asegurado, tras desearle “todos los éxitos” al frente del Gobierno regional.

El PP elude polemizar con Cifuentes tras sus acusaciones al partido

El PP no quiere entrar en polémicas con la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, quien hoy ha asegurado que todo lo que condujo a su dimisión “se planificó en un despacho y se ejecutó con precisión matemática” culpando también de lo ocurrido a políticos del PP.

El vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Montesinos, en su primera rueda de prensa en la sede de esta formación desde que ocupa el cargo, se ha limitado al ser preguntado por este asunto a ratificar su respeto “como no podía ser de otra manera” a las palabras de Cifuentes.

Y a renglón seguido, refiriéndose al “marco judicial”, ha trasladado también el “respeto a las resoluciones judiciales” por parte del PP como partido “serio” que cree en el Estado de Derecho, además de hacer una apelación a la “presunción de inocencia”.

Cifuentes critica la idea de España Suma y pide “definición ideológica” al PP

La expresidenta de Madrid Cristina Cifuentes ha dicho este lunes que no cree que España Suma “sea la mejor de las ideas” porque “busca volver a un bipartidismo forzado” y que “más le valdría al PP trabajar para recuperar su identidad ideológica como partido”, ya que a su juicio está “en tierra de nadie”.

Para Cifuentes, España Suma -la candidatura electoral común del PP, Cs y Vox propuesta por Casado- “puede tener su razón de ser y su sentido” en territorios como Navarra, el País Vasco y Cataluña, donde “se cuestiona la unidad nacional”, pero a nivel nacional “no es viable”, porque Cs no quiere y porque trata de aglutinar a partidos que son “muy diferentes entre sí”.

“El PP lo que tiene que hacer es asumir la pérdida de votos, asumir que ahora hay un partido de derechas que es Vox y reivindicar el espacio natural de un partido liberal y de centro”, ha defendido.

Sobre la posibilidad de unas nuevas elecciones generales en noviembre, la expresidenta madrileña ha afirmado que no es una buena noticia para el país, no solo por el “inmenso” coste económico que supone, sino porque “aumenta y mantiene la inestabilidad política”, y ha asegurado que ella preferiría un gobierno del PSOE con la abstención del PP y Cs que un Ejecutivo socialista con Podemos o los independentistas. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here