Carreras ilegales: a 220 en coches tuneados por el afán de ser el más rápido

0
254

Madrid, 23 sep (EFE).- Suelen ser jóvenes locos por los coches y la velocidad que por el prestigio de ganar una carrera se juegan la vida, llegando a circular a 220 kilómetros por hora, y hacen trompos e incluso montan en el techo a los amigos. Quedan por grupos cerrados de WhatsApp y a veces la Policía les sorprende.

Así son los jóvenes que participan en Madrid en carreras ilegales, siempre en zonas poco transitadas como polígonos o aparcamientos con calles largas, por ejemplo La Atalayuela de Vallecas Villa, donde la Policía Municipal ha llevado a cabo la última operación de este tipo, han explicado a Efe fuentes policiales.

Quedan mediante grupos cerrados de WhatsApp y en algunas ocasiones a través de redes sociales, siempre celosos de los detalles para que no se entere la Policía.

Acuden decenas de jóvenes, algunos con coches de poco valor aunque muy tuneados, y otros con vehículos de lujo, hasta algún Lamborghini. Otros conductores no son tan jóvenes pero les gusta igual la velocidad y el riesgo.

Y aceleran de cero hasta 220 en apenas 700 metros, por el ansia de ganar y de «poner el coche a tope», según las fuentes.

Buscan largas rectas y muchas veces graban sus hazañas ilegales, y esto es precisamente lo que da pistas para su detención.

Cuando la Policía les sorprende en una zona, como ocurrió el año pasado en las cercanías del estado Wanda Metropolitano, quedan en otros lugares, como algunos polígonos de Getafe o la citada Atalayuela, donde los agentes municipales les descubrieron la última vez y desplegaron un dispositivo «jaula» para que nadie se escapase, han confirmado las fuentes.

Los agentes detuvieron a cinco personas e imputaron a otras cuatros por conducción temeraria, tramitaron veinte denuncias por infringir la ley de seguridad vial, once por no cumplir las exigencias de tráfico en los vehículos -los coches tuneados no cumplen la ley-, y retiraron diez coches.

Durante varias horas identificaron a 47 personas, dos de las cuales fueron denunciadas por tenencia de drogas, y controlaron 185 coches.

Los agentes se hicieron con imágenes grabadas por los asistentes que presentarán en el juzgado que investiga los hechos.

La Policía Municipal persigue estas carreras ilegales desde hace tiempo y no ha notado un repunte en este tipo de quedadas. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here