Los aranceles de EE.UU. castigan a los aceites, vinos y quesos españoles

0
46

Agencias.- Madrid, 3 oct (EFE)-. El anuncio de la imposición de aranceles del 25 % para los productos alimentarios comunitarios por la Administración norteamericana para el 18 de octubre inflige un castigo directo a sectores fundamentales para la economía española como el aceite, el vino y la industria alimentaria.

En el último año, el valor de las exporaciones españolas a EE.UU. fue de unos 400 millones de euros en vino, 300 millones en aceite, 180 millones en aceitunas y 87 en productos lácteos, sobre todo quesos.

España exporta más de 1.728 millones de euros en alimentos y bebidas, según la patronal de la industria, que recuerda lo estratégico del que es el primer mercado fuera de la Unión Europea: 120.000 toneladas de aceite de oliva (unos 400 millones de euros, según fuentes agrarias), 325 millones de euros en ventas de vino o 88 millones en caso del sector quesero son sólo un atisbo del impacto.

La Casa Blanca anunció el jueves su decisión de imponer aranceles por valor de 7.500 millones de dólares (unos 6.900 millones de euros) a productos de la UE tras la resolución de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que falló a su favor en la disputa por las ayudas a Airbus.

Productos afectados

El listado completo de productos españoles que se verán gravados con el 25% a partir del 18 de ocubre incluye varios códigos arancelarios relativos al aceite de oliva, virgen y de otras variedades, así como aceitunas de mesa, rellenas y sin huesol

También incluye la carne de cerdo -que no sea jamón, paletas y sus cortes-, deshuesada y cocida y envasada en recipientes herméticos.

En cuanto las bebidas, la lista -aún provisional- apunta a los vinos tranquilos de menos de 14 grados.

Uno de los apartados más amplios es el referido a los lácteos y sus derivados, como quesos en numerosas variedades, la mantequilla y el yogur.

También figuran productos del mar, como mejillones, navajas, almejas y otros tipos de moluscos, preparados y en conserva.

Además, hay trabas a la entrada de frutas y hortalizas como cerezas, melocotones, naranjas, limones, mandarinas y otros híbridos de cítricos tanto frescos como deshidratados, a los que hay que sumar zumos y peras en conserva.

La medida también afecta a productos agroalimentarios de otros países como vinos y quesos franceses, whisky de malta irlandés y escocés y dulces británicos, cafés, galletas y  gofres alemanes, quesos italianos y otros procedentes de más de una veintena de productos comunitarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here