Nuevo nombramiento de confianza polémico en el Ayuntamiento de Móstoles Los ocho cargos de confianza de la alcaldesa de Móstoles puestos en duda

0
257
Noelia Posse, en su toma de posesión.

Móstoles, 3 oct (EFE).- El Ayuntamiento de Móstoles ha colocado como coordinadora de Urbanismo a la persona que certificó en 2018 el currículum para acceder a su puesto de gerente de Urbanismo a Jesús Miguel Espelosín, cuyo nombramiento ha sido revocado por un juez por no tener la experiencia suficiente requerida.

 

Según ha adelantado la Cadena Ser, Carmen Rosas Camacho, que ha sido nombrada en septiembre como coordinadora de Urbanismo, fue la persona que acreditó en un documento, al que ha tenido acceso Efe, que Espelosín desempeñaba labores de arquitecto en las empresas del grupo SetHome «desde 1999 y hasta 2009».

Al respecto, el Ayuntamiento asegura en un comunicado que «el proceso para acceder al puesto de libre concurrencia (de Rosas Camacho) se realizó teniendo en cuenta los criterios de capacitación, méritos e idoneidad, tal y como establecen las normas del concurso de contratación, regulados por el Reglamento Orgánico del Ayuntamiento».

«Tras el análisis de la documentación presentada por los concurrentes y revisar el informe de valoración se determinó que la candidata cumplía con todos los requisitos técnicos y era la más idónea para el puesto», añade el comunicado.

Se trataría del sexto nombramiento de un cargo de confianza puesto en duda en los últimos días, después de que la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse (PSOE), se haya visto obligada a revocar el nombramiento de su hermana y de que renunciaran a su puesto su tío, y una amiga de la infancia, y un juez revoque la del propio Espelosín, entre otros.

Precisamente, este lunes se conocía que el juzgado de lo contencioso-administrativo número 5 de Madrid revocaba el nombramiento de Espelosín, hijo de un histórico socialista, al «no poder demostrar 15 años de experiencia profesional antes de la publicación de las bases de la convocatoria».

El certificado emitido por Rosas Camacho, que firma en calidad de administradora única del grupo Sethome S.L., está fechado el 23 de febrero de 2018, días antes de que se conocieran las bases de la convocatoria del cargo que obtuvo Espelosín, unas bases que no se desvelaron hasta el día 2 de marzo.

En dicho documento, Rosas Camacho asegura que Espelosín fue empleado como arquitecto en Sethome y otras filiales entre los años 1999 y 2009, aunque, como ha acreditado el juez en el auto en el que procede a la revocación de su nombramiento, Espelosín no obtuvo su titulación «hasta el año 2004».

El certificado aportado Rosas Camacho sirvió a Espelosín para poder ser uno de los ocho candidatos al proceso selectivo de pública concurrencia abierto por el Consistorio para el cargo de gerente de Urbanismo, para el cual se requería demostrar 15 años de experiencia profesional antes de la publicación de las bases de la convocatoria.

Varios meses después de expedir dicho certificado avalando el currículum de Espelosín, la propia Rosas Camacho ha sido situada por un decreto de la concejal de Desarrollo Urbano, Marisa Ruiz (PSOE), como coordinadora de Urbanismo, un cargo de libre designación.

En este sentido, desde el Ayuntamiento aseguran que «el proceso para acceder al puesto de libre concurrencia se realizó teniendo en cuenta los criterios de capacitación, méritos e idoneidad, tal y como establecen las normas del concurso de contratación, regulados por el Reglamento Orgánico del Ayuntamiento».

«Tras el análisis de la documentación presentada por los concurrentes y revisar el informe de valoración se determinó que la candidata cumplía con todos los requisitos técnicos y era la más idónea para el puesto», añaden en un comunicado.

Respecto a la elección de Espelosín, desde el Consistorio habían asegurado en los últimos días que tenían en su poder «un informe técnico del jefe de sección de Recursos Humanos de la Gerencia de Urbanismo en el que se confirma que todos los candidatos que se presentan, que fueron ocho en total, cumplían los requisitos».

A pesar de que el juez asegura en la sentencia que, en el mejor de los casos, Espelosín acreditaría una experiencia «de casi catorce años» -inferior a los 15 años requerida-, desde el Consistorio reiteraban este lunes que «acreditó haber trabajado desde 1999 y haber obtenido un título superior en 2004».

Fuentes municipales no confirman aún si el informe técnico al que aludían el pasado lunes se ha realizado en base al documento firmado por Rosas Camacho, cuyo contenido ha sido puesto en duda por el propio juez.

Los ocho cargos de confianza de la alcaldesa de Móstoles puestos en duda

Desde que el 6 de septiembre pasado saltara a la palestra la noticia de que la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse (PSOE), había designado a su hermana como coordinadora de Redes Sociales del Ayuntamiento, hasta siete cargos de confianza más han sido puestos en duda en las últimas tres semanas.

– 1. Su hermana. El nombramiento de Laura Posse, hermana de la alcaldesa, como coordinadora de Mensajes y Redes Sociales del Ayuntamiento, fechado a 29 de agosto y en el que iba a obtener un salario anual de 52.000 euros, fue el primero en trascender a la opinión pública, el 6 de septiembre pasado.

Aunque la regidora socialista defendió en un primer momento su capacitación para el cargo, la presión de su partido y de los vecinos -que la abuchearon en el pregón de las fiestas patronales- provocó que revocara su nombramiento unos días después, el 12 de septiembre.

– 2. Su tío. Casi a la vez de conocerse el nombramiento de su hermana, trascendía a la opinión pública que su tío, Vicente Posse, que hasta junio ejercía funciones de auxiliar en el área de Cultura, había sido ascendido a director técnico administrativo de Deportes del Consistorio, donde iba a recibir un complemento de 1.607 euros al mes.

El propio Vicente Posse decidió presentar voluntariamente su renuncia al puesto un día después de la revocación del nombramiento de su otra sobrina, volviendo a su cargo de auxiliar administrativo en Cultura pese a que la alcaldesa seguía insistiendo en su «trayectoria innegable e intachable» para el nuevo cargo.

– 3. El gerente sin experiencia. Unos días después, el 23 de septiembre, el PP de Móstoles ponía en duda otro nombramiento realizado por la alcaldesa, el del gerente del Instituto Municipal del Suelo (IMS), el odontólogo Luis Vázquez, por carecer de experiencia en gestión urbanística.

Pese a que desde el Ayuntamiento defendieron su capacitación, el propio Vázquez acabó presentando su renuncia el 26 de septiembre al conocerse que fue despedido en abril de 2017 de la Fundación Clínica Universitaria de la URJC dado que su gestión «no era la más adecuada» y a que percibía una remuneración «desorbitada».

– 4. Su amiga íntima. El caso de Vázquez había puesto la mirada en las vinculaciones que éste podría tener con la coordinadora de Alcaldía, Alicia Domínguez, ya que ambos trabajaron en el mismo sitio y en el mismo periodo, y de esta con la propia Posse, de la que fuentes municipales reconocieron que era amiga desde la infancia.

Domínguez, que acabó presentando también su renuncia voluntaria el 26 de septiembre, era profesora de Odontología en la Fundación Clínica Universitaria de la URJC, mismo centro donde Luis Vázquez, doctor en Odontología, ejerció de director general de 2015 a 2017.

– 5. Su expareja. Días después, el 28 de septiembre, la Cadena Ser desvelaba que la alcaldesa había aprobado un complemento salarial de 800 euros al mes para su expareja, Gonzalo Sánchez Oliva, que había sido nombrado en el puesto de supervisor del Grupo de Intervención Especial del Ayuntamiento.

A pesar de negarlo en un principio, desde el Gobierno municipal acabaron reconociendo que la alcaldesa había tenido una relación con esta persona «en el pasado», aunque insisten en que ella no había intervenido en la aprobación de dicho plus, sino que había sido la Concejalía de Mejora de los Espacios Públicos.

– 6. Un dirigente histórico del PSOE. Este lunes se conocía que el juzgado de lo contencioso-administrativo 5 de Madrid ha revocado el nombramiento de Jesús Miguel Espelosín, hijo de un histórico dirigente socialista, como gerente de Urbanismo de Móstoles, al carecer de experiencia suficiente previa para ocupar el puesto.

Aunque desde el Ayuntamiento aseguran que un informe técnico acreditaba que Espelosín podía aspirar a dicho cargo, para el que se presentaron otras ocho personas, el juez insiste en que, en el mejor de los casos, el nuevo gerente acreditaría una experiencia «de casi catorce años», menos de la requerida para el puesto.

– 7. Una exconcejal de Illescas. Un día después, este mismo martes, el PP de Móstoles avanzaba que pedirá explicaciones a la alcaldesa sobre otra contratación «sospechosa», la de una exconcejal socialista de Illescas, Concepción Bárbara Rognoni Navarro, como directora general del Suelo y Nuevos Desarrollos en el Ayuntamiento.

Aunque en el Ayuntamiento insisten en que su elección se realizó teniendo en cuenta «los criterios de capacitación, méritos e idoneidad», el PP asegura que la publicación de las normas para el procedimiento de contratación en este caso «se produce en pleno puente de agosto» y con un plazo de «tan solo 10 días».

– 8. La jefa de Espelosín. Este mismo jueves, la Cadena Ser ha revelado que el Ayuntamiento ha situado como coordinadora de Urbanismo a Carmen Rosas Camacho, la persona que certificó en 2018 el currículum para acceder a su puesto de gerente de Urbanismo a Espelosín, cuyo nombramiento ha sido revocado por un juez.

Rosas Camacho, nombrada en septiembre último coordinadora de Urbanismo, fue la persona que acreditó en un documento que Espelosín desempeñaba labores de arquitecto en las empresas del grupo SetHome, de la que era administradora única, «desde 1999 y hasta 2009», algo puesto en duda el propio juez. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here