Carlos Zanón: “La novela negra es el género más voraz”

0
32
Carlos Zanón, fuente twitter

Agencias.- Meses después de la publicación de ‘Problemas de identidad’, el escritor barcelonés Carlos Zanón muestra su satisfacción por la acogida y la recepción de esta novela en la que se ‘revive’ el mítico Pepe Carvalho, “un personaje que define el canon de detective en la novela negra mediterránea”.

 

Zanón, que compagina su quehacer narrativo con otras disciplinas como el guion o la poesía, asegura en una entrevista a Efe, con motivo de su participación en los ‘Diálogos de Medianoche’ de Civican, que la novela negra podría compararse, a nivel literario, con el western, y que se trata del “género más voraz” porque es que el que “permite al escritor ahondar en más temas”.

Pregunta.- Ya con cierto recorrido en las librerías, ¿cómo está siendo la ‘digestión’ de este reto que se le planteó con Carvalho?

Respuesta.- Está yendo muy bien y no he vivido ningún aspecto negativo. Disfruté escribiendo la novela y lo más misterioso era ver cómo iba la recepción, porque, en el mejor de los casos, podía hacer un buen libro pero en el que el lector no reconociera al personaje, resultando en una experiencia fallida. Pero hemos encadenado ediciones muy pronto, las críticas están siendo buenas y, sobre todo, se reconoce al personaje.

P.- En alguna ocasión lo ha comparado como una oferta irrechazable a un futbolista por parte de un club como el FC Barcelona.

R.- En cierto modo, sí. Podía ser un regalo envenenado, porque cuando surgió el proyecto acababa de publicar ‘Taxi’, que estaba funcionando muy bien. Podía parecer un riesgo innecesario. Pero enseguida fui consciente de la dimensión de Carvalho como personaje. Es uno de los pocos personajes icónicos de la literatura española y el que ha definido el canon de detective en la novela negra mediterránea. Así que no era trabajar con cualquier cosa. Cuando te llega algo así hay que aprovecharlo y no estropearlo.

P.- De todos modos, por su trayectoria y bagaje en la novela negra, se podría decir que fue un fichaje del estilo Griezmann extrapolado al mundo literario.

R.- Claro, yo estaba en el Atleti (ríe). También encerraba una cuestión de probarme a mí mismo. Nunca había escrito algo policial, ni un personaje de otro autor, ni había localizado mis novelas fuera de Barcelona, y en esta novela sale Madrid… Había un montón de cosas que me apetecía ver si era capaz de hacer.

P.- Como autor de novela negra, ¿cómo explica que en cierta manera aborrezcamos las páginas o las noticias de sucesos a la hora de consumir información y, a la vez, exista tanta fiebre por el género cuando se trata de literatura?

R.- El tema de los sucesos lo veo más como un subgénero y la novela negra es un género. Además, es el género más voraz que existe, en el sentido de que puedes ahondar en muchos temas. Puedes hacer novela negra e histórica, novela negra y ciencia ficción, novela negra social… en el fondo plantea historias existencialistas con personajes que utilizan la violencia como único medio para restaurar un orden que ellos consideran injusto. Más allá de quién mató a quién o de si irá a la cárcel, que es lo que interesa en los sucesos, la novela negra ahonda en el porqué, en desentrañar cómo funciona el mundo. Pone al lector en una situación ambiguamente moral y por eso tiene predicamento. Es ecléctica, tiene pocos prejuicios.

P.- ¿Podríamos considerarla como el nuevo western, aplicado a la literatura?

R.- Tienen mucho en común, desde luego. El personaje del ‘cowboy’ no es muy distinto al del detective, que ha cambiado los caballos por el coche. La novela negra lo ha inundado todo y por eso parece que está de moda, pero la cuestión es que la estructura del thriller vertebra casi todas las historias que explicamos hoy en día.

P.- ¿Sigue cultivando su creatividad en la poesía? ¿Va por rachas la inspiración poética?

R.- En mi caso sí. El poeta Félix Grande decía que no es que tú dejes a la poesía, sino que la poesía te deja a ti. La poesía es como una pareja que se enfada mucho. Ahora mismo escribo poemas, pero estoy en esa etapa en la que la poesía aún no me ha perdonado mi infidelidad narrativa, está haciéndose un poco la esquiva y no me contesta a las llamadas. Espero que algún día de estos lo haga.

Mikel Arilla

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here