Las «Marchas por la libertad» cortan 6 carreteras, entre ellas la AP7 y la A2 Torra obvia los altercados y dice que su Govern está "al lado de la gente"

0
188
Quim Torra en Caldes de Malavella (Girona) para unirse a una de las marchas independentistas iniciadas esta mañana.

Agencias.- Las cinco columnas de las «Marchas por la libertad» que han comenzado esta mañana su recorrido a pie hasta Barcelona, adonde llegarán el viernes, están provocando cortes intermitentes en dos de las principales vías de Cataluña: la AP7 y la A2, además de afectar a otras cuatro carreteras.

 

Los independentistas han iniciado este miércoles las «Marchas por la libertad» para protestar contra las condenas a los líderes del «procés», con columnas que han partido de Girona, Vic (Barcelona), Berga (Barcelona), Tàrrega (Lleida) y Tarragona y que avanzarán por etapas por distintas carreteras de la red viaria catalana hasta llegar a la Ciudad Condal.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha obviado este miércoles los altercados ocurridos anoche en las protestas callejeras de los CDR y ha afirmado que su Govern está «al lado de la gente» y apoya «todas las manifestaciones que se están haciendo en Cataluña» contra la sentencia del «procés».

Tras los disturbios de anoche, Torra se ha reunido a primera hora de la mañana en el Palau de la Generalitat con el conseller de Interior, Miquel Buch, el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, y la consellera de la Presidencia, Meritxell Budó, y posteriormente se ha desplazado hasta Caldes de Malavella (Girona) para unirse a una de las marchas independentistas iniciadas esta mañana.

A la altura de Sils (Girona), Torra ha hecho un alto en la marcha para hacer declaraciones –sin admitir preguntas de los periodistas– acompañado del exlehendakari Juan José Ibarretxe: “Que nadie tenga ninguna duda de que este president y su Govern están al lado de la gente”, ha afirmado.

Al ser preguntado por su valoración de los disturbios en las movilizaciones de los CDR en Barcelona y otras ciudades catalanas y las cargas policiales, Torra ha dicho que no respondería a preguntas porque “hoy es muy importante poner todo el foco” en las manifestaciones “ cívicas y pacíficas “del ANC y Òmnium.

El president ha agradecido a “todos los manifestantes, los miles de personas que están hoy en todas las calles, autopistas y autovías de Catalunya, su espíritu cívico y pacífico”.

La actitud de Torra obviando los escenarios de violencia de este martes contrasta con las referencias de varios miembros del Govern, que no han tenido problema en llamar a la calma o en condenar los actos violentos, como también lo han hecho partidos, entidades independentistas e incluso los presos condenados por la sentencia del Tribunal Supremo.

El vicepresidente Pere Aragonès y la cosellera de Presidència y portavoz del Govern, Meritxell Budó fueron los primeros en expresar su rechazo. La gravedad de los hechos provocó que Aragonès pidiera ya anoche no caer en el error de la violencia.

En sus palabras: “No le regalemos lo que buscan, no les regalamos un 155 encubierto”, expresó en las redes sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here