Ayuso aboga por evitar en Madrid protestas que puedan acabar en altercados

0
48
Isabel Díaz Ayuso

Madrid, 21 oct (EFE).- La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha pedido este lunes que cuando se comuniquen a la Delegación del Gobierno manifestaciones que pueden acabar en altercados, «lo suyo y lo procedente es intentar evitarlas hasta que baje un poco la tensión».

De esta forma lo ha expresado en declaraciones a los periodistas antes de participar en un desayuno informativo de Europa Press protagonizado por el líder del PP Pablo Casado.

Doce personas fueron detenidas en la noche del sábado durante los altercados que se registraron en el centro de Madrid, donde hubo enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad tras la finalización de una marcha de 4.000 personas que pedía la «amnistía de todos los presos políticos» y horas después de una concentración de ultraderechistas convocada entre las calles Goya y Alcalá.

Díaz Ayuso ha lamentado «profundamente» lo que ha ocurrido este fin de semana en Madrid y ha mostrado su preocupación por «ver a personas mayores corriendo con las bolsas de la compra y a familias corriendo despavoridas después de esos altercados».

La presidenta regional ha dicho que le gustaría que esto no se volviera a repetir y se ha preguntado «si vamos a tener que permitirlo todo y si no podemos desde las instituciones intentar que esto no suceda».

Díaz Ayuso ha indicado que no entiende o le falta información para comprender porqué se ha permitido esta manifestación y ha mostrado su interés por saber quiénes estaban detrás y si se investigó con detalle a las personas que la convocaban, cuando se comunicó a la Delegación del Gobierno.

La Comunidad de Madrid tiene una relación «excelente» con la Delegación del Gobierno en Madrid, dado que ambas instituciones han colaborado en otras ocasiones, ha asegurado.

«No se trata de prohibir», ha subrayado la presidenta madrileña, quien ha querido dejar muy claro que «en Madrid hay libertad de manifestación, es un derecho constitucional, y todo el mundo, de hecho, se manifiesta en Madrid con total normalidad, pero si sabemos que son manifestaciones que todo avisa que van a acabar con altercados, lo suyo y lo procedente es intentar evitarlas hasta que baje un poco la tensión».

Ha resaltado que la imagen que se dio el sábado de Madrid no responde a la realidad y «perjudica gravemente no solo a la seguridad de todos los ciudadanos que pasaban por allí y no tenían porqué vivir esa situación, sino a la imagen de la capital de España» en el exterior.

«No se tiene que limitar ni prohibir nada», ha insistido Díaz Ayuso, quien ha planteado que cuando se comunica a la Delegación del Gobierno una manifestación que puede conllevar problemas de desorden público u otro tipo de peligros, «lo suyo es evitarlas temporalmente».

Ha recordado que «en Madrid ha habido otras manifestaciones proindependentistas y no ha pasado nada», ya que Madrid es una ciudad donde todo el mundo se manifiesta, se expresa y vive como quiere.

Sin embargo, la presidenta madrileña ha apuntado que no quiere ver a «la gente mayor corriendo por la calle asustada, como pasó el sábado, terrazas con sillas volando por los aires y la gente corriendo con esa sensación de miedo y de impunidad porque eso no se corresponde con la tranquilidad y la libertad con la que se vive en Madrid». EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here