CCOO denuncia que 1,1 millones de madrileños sufren precariedad laboral

0
108

Madrid, 31 oct (EFE).- CCOO Madrid ha denunciado este jueves que más de 1,1 millones de madrileños están en una situación de precariedad laboral, sumando las 354.000 personas que están en desempleo y las aproximadamente 761.000 que tienen un contrato temporal o trabajan a jornada parcial.

Así lo refleja el sindicato en su informe ‘El empleo en la Comunidad de Madrid 2019’, donde alerta de que la precariedad laboral, que afecta a «un 40 % de la población trabajadora», es «insoportable», y de que aún faltan por crear 57.500 empleos para recuperar los niveles de 2008, junto antes del comienzo de la crisis.

En este sentido, el secretario general de CCOO Madrid, Jaime Cedrún, ha asegurado que «el sector privado ya se ha recuperado» y es el público «el que está lastrando la salida total de la crisis en materia de empleo».

La secretaria de Empleo de CCOO Madrid, Eva Pérez, ha apuntado que en 2011 había en la región 76.000 empleos públicos más que en la actualidad (ahora hay unos 470.000), de los que 47.000 corresponderían a la administración central, 19.000 a las locales y 10.000 a la autonómica.

También ha criticado la «reconversión de empleos indefinidos en temporales» y ha advertido de la elevada tasa de eventualidad del personal público, con una media del 24 % en la región y que alcanza el 35 % en el caso de los trabajadores de la Comunidad de Madrid.

Destaca asimismo, en comparación con la situación «precrisis», el panorama del trabajo por cuenta propia: hay 70.000 autónomos menos que en 2008 y, además, «se han precarizado», dado que el 70 % de ellos «no tienen personas asalariadas a su cargo» y han aumentado «los autónomos dependientes o falsos autónomos».

Aunque el paro se ha ido reduciendo continuamente desde 2014, el sindicato indica que entre junio de 2018 y junio de 2019 (con una reducción del 4,7 % del desempleo), el desempleo subió un 3 % entre los mayores de 60 años, y su bajada registró una diferencia de dos puntos entre mujeres y hombres (3,8 % frente a 4,9 %).

Persisten en la región, según CCOO Madrid, 166.000 parados de larga duración, cuando antes de la crisis «no llegaban a 40.000».

Y, si en 2008 siete de cada diez parados cobraban una prestación y ocho de cada diez prestaciones eran contributivas, ahora «poco más de la mitad» percibe una prestación y, entre ellos, cuatro de cada diez cobra una prestación no contributiva, de poco más de 400 euros.

En cuanto al empleo que sí se ha creado, su calidad «no satisface» a CCOO Madrid «por sus rasgos de temporalidad, de rotación, de parcialidad y de falta de estabilidad».

Según el sindicato, cada año se firman en Madrid unos 2,7 millones de contratos, cifra que revela «muchísimo movimiento» para una población activa que está algo por encima de los 3,4 millones de personas.

De esos contratos, unos 2,2 millones son temporales, y dado que la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de 2019 registró 530.490 trabajadores temporales en la región, se extrae que «la rotación es de más de cinco contratos por puesto de trabajo».

El «contrato estrella» en Madrid, ha ironizado Pérez, es «el contrato temporal de menos de seis días», que representa casi uno de cada cuatro del total que se firman en la región.

CCOO Madrid también reprueba que uno de cada tres trabajadores temporales ha encadenado contratos de este tipo, lo que constituye «un elemento de fraude».

Y denuncia, asimismo, la brecha de género en el trabajo a tiempo parcial, dado que «más de la mitad de los contratos que firman las mujeres son a jornada parcial» y el 21 % de las mujeres trabajadoras esta sometida a esta fórmula, mientras que en el caso de los hombres son el 13,6 %.

Aun y con todo, CCOO Madrid «no comparte discursos que nos sitúan ante una nueva crisis», y en opinión de Cedrún «la desaceleración no tiene razones económicas, sino políticas».

El secretario general ha comentado que «al no haber Gobierno no hay políticas de redistribución», y ha subrayado la necesidad de que haya «presupuestos expansivos» que habiliten «la contratación de personal» en el sector público.

Cedrún ha abogado por impulsar sectores con «tirón potente» como los cuidados, los «empleos verdes», la I+D o la industria, y ha defendido que debe ser un objetivo alcanzar una tasa de temporalidad del 8 % en todo el mercado laboral.

En conclusión, CCOO observa que, si bien se ha dejado la recesión atrás, existe «riesgo de estancamiento», y para evitarlo considera fundamental «no volver al discurso de la crisis y a nuevos recortes». EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here