La OCDE insta a España a limitar la flexibilidad de los autónomos para cotizar

0
39

Agencias.- España deberá restringir la flexibilidad que tienen los autónomos a la hora de fijar su base de cotización para evitar en el futuro pensiones precarias, que equivaldrían al 42 % de las de un empleado asalariado, según alertó la OCDE este miércoles.

 

En su informe bienal de pensiones, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) calcula que la edad de jubilación aumentará desde los 65,5 años actuales hasta los 67 a partir de 2027, para aquellos que hayan contribuido 38,5 años frente a los 36,5 que se necesitan hoy.

La edad de jubilación en España será entonces menor que la de sus vecinos, y «sustancialmente más baja» que la de países como Dinamarca (74), Estonia, Italia u Holanda (71).

Preocupada también por el envejecimiento acelerado de la sociedad española, la organización recomienda al Gobierno español proponer mecanismos para garantizar el equilibrio del sistema de pensiones.

Tras la suspensión del índice de revalorización de pensiones (IRP) y el factor de sostenibilidad, la OCDE pide una propuesta alternativa para solucionar el problema de fondo, que sigue ahí.

Según las proyecciones de la ONU, en 2050 habrá 78 mayores de 65 años por cada 100 españoles de entre 20-64, frente a los 33 actuales. En comparación, en esa fecha, la media de la OCDE será de 53 por cada 100.

El organismo ve especialmente como «un problema muy serio» la flexibilidad del sistema para los trabajadores atípicos, que engloba a autónomos, trabajadores a tiempo parcial o con contratos temporales.

En esta categoría se encuentran prácticamente la mitad de los trabajadores españoles.

Así, en los países en los que las bases de cotización de los autónomos no funcionan de manera proporcional, las futuras pensiones se encuentran, según los cálculos, entre las más bajas.

La jubilación de un autónomo será por tanto un 42 % de la que corresponderá a un trabajador contratado, muy por debajo de la media de la OCDE (79 %): solo Japón, México y Holanda están peor que España a este respecto.

Actualmente, el ingreso medio de las personas mayores de 65 años en España equivale al 95 % de la población total, por encima de la media de la OCDE (87 %), uno de los más altos tan solo por detrás de Italia y Portugal.

Respecto al nivel futuro de las pensiones con la normativa actual, los autores del estudio calculan que la tasa de reemplazo (medida en porcentaje del salario medio) seguirán siendo relativamente altas, también por encima de la media de países de la OCDE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here