Italia quiere que su café espresso sea patrimonio de la humanidad

0
150

Agencias.- El café espresso, una de las tradiciones más arraigadas y extendidas en Italia, optará a ser patrimonio inmaterial de la Unesco el año que viene, una iniciativa presentada en la Cámara de los Diputados y que convertiría a esta bebida en el segundo alimento italiano protegido, tras la pizza.

 

Tomar un espresso es todo un ritual en Italia, y es que este café corto, concentrado y de aroma intenso, que consume el 95 % de la población, «está sujeto a severas reglas custodiadas por la comunidad», según el Consorcio de Tutela del Café Espresso Italiano Tradicional, quien ha impulsado la candidatura a la Unesco.

El consorcio que protege el café italiano fue creado en el 2014, pero la tradición de reunirse entorno a estas pequeñas tazas –siempre de porcelana– se remonta a siglos atrás.

El café llegó a la península itálica de la mano de los mercaderes venecianos, que empezaron a comerciar con él en el siglo XVII, y un siglo más tarde ya se había convertido en una bebida muy popular en la Serenissima. Hoy en día cuesta encontrar a un italiano que reniegue del café.

La Unesco empezó a elaborar su lista de patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad en el 2003, y desde entonces ha reconocido a unas 500 iniciativas, desde la acupuntura china, el flamenco, la cerveza belga, el reggae jamaicano o las fallas de Valencia.

Hace dos años, en el 2017, Italia ya consiguió que la pizza napolitana, otra excelencia culinaria Made in Italy, se colara en la clasificación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here