¿Qué saben los científicos del nuevo coronavirus identificado en China?

0
305
Wuhan (China), ciudad del origen del nuevo coronavirus.

Agencias.- El nuevo tipo de coronavirus (2019-nCoV), que tiene su origen en un mercado de carne de la ciudad de Wuhan (China) y que ha infectado de momento a 221 personas y ha causado seis muertos, es menos agresivo que otros coronavirus conocidos, según los expertos del programa de Sanidad Animal del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA).

Los investigadores Joaquim Segalés y Julia Vergara-Alert, del equipo de investigación de coronavirus del programa de Sanidad Animal del IRTA, y el jefe de la Unidad de Alta Biocontención de las instalaciones del centro IRTA-CReSA, Xavier Abad, responden preguntas sobre este nuevo coronavirus encontrado en China.

Según estos expertos, se trata de un virus de la misma familia que el SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Grave), y que el MERS (Síndrome Respiratorio del Oriente Medio), enfermedades que se transmiten de animales a humanos, pero también tienen capacidad de transmitirse entre humanos.

Se les llama coronavirus por la forma del patógeno y principalmente afectan al tracto respiratorio -especialmente los pulmones- causan enfermedad grave y en algunos casos la muerte. Los principales síntomas son más intensos que una gripe, con fiebre, dolor y malestar general y problemas respiratorios.

Los primeros casos aparecieron a mediados de diciembre, en plena época de gripe, cuando en Wuhan (China) comenzaron a ingresar en los hospitales varias personas afectadas por un proceso de neumonía.

Se detectó que todos trabajaban o visitaban con frecuencia el mercado de marisco y carne de Huanan. Aún se desconoce cuál fue el origen de la infección, aunque se especula que podría provenir de animales infectados, como ya sucedió en los casos de SARS y de MERS.

Un estudio ha sugerido que las jinetas o gato almizclero, y los pollos, podrían ser portadores del virus pero todavía no está confirmado epidemiológicamente.

Después de que el Gobierno chino informara del brote a la OMS, el 1 de enero de 2020 se clausuró el mercado y comenzó el proceso de desinfección.

El mismo día murió el primer paciente y el día 17, el segundo, dos personas de edad avanzada con problemas de salud previos.

En pocos días, varios centros de investigación de todo el mundo, sobre todo de China, han conseguido identificar secuencias genéticas del nuevo coronavirus, confirmando que tiene un 70 % de similitud con el SARS.

Ahora se están realizando esfuerzos para aislar el virus, conocerlo y desarrollar vacunas u otros tratamientos, y elaborar pruebas diagnósticas específicas.

Previamente se creía que el virus mortal era capaz de propagarse sólo de animales a humanos. Pero en los últimos días, al menos dos personas se han infectado a pesar de que viven a cientos de kilómetros de Wuhan, ciudad de 11 millones de habitantes donde se detectó el virus por primera vez, lo que sugiere que la enfermedad se está propagando de persona a persona.

También se han detectado nuevos casos en Beijing, Shanghai y la provincia sureña de Guangdong, a cientos de kilómetros de Wuhan. Incluso ya se han reportado infecciones en Japón, Corea del Sur y Tailandia. 

La revelación acerca de la transmisión del virus entre humanos aumenta la presión sobre el gobierno chino para contener una creciente crisis de salud pública, justo cuando este viernes China entra de lleno en la temporada de viajes más ajetreada del año: las vacaciones del Año Nuevo Chino. Se trata de la mayor migración humana del planeta, por lo que se prevé un aumento de los contagios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here