La reyerta de Parla se debió a tensiones previas entre latinos y marroquíes

0
119

Madrid, 21 ene (EFE).- La reyerta de este lunes en Parla que se saldó con la detención de nueve personas tuvo como punto de origen las tensiones previas entre algunos jóvenes latinoamericanos pertenecientes a los Ñetas y otro grupo de marroquíes.

Este pasado lunes hubo dos conatos de pelea en Parla por tensiones anteriores entre ambos grupos, han informado a Efe fuentes de la investigación.

Estas fuentes han detallado que en un primero momento, alrededor de las 20.30 horas, en la Plaza de la Constitución se produjo el primer encontronazo cerca de un local frecuentado por jóvenes latinoamericanos

En este lugar la Policía Nacional detuvo a cuatro personas, tres por tenencia ilícita de armas y otra por infracción en la ley de extranjería.

Entre los arrestados hay dos ecuatorianos de 18 años, un español de 20 años y un hondureño de 22 años, según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía a Efe.

A estos jóvenes se les incautaron machetes, bates de madera, adoquines y barras metálicas con los que pensaban enfrentarse al otro grupo de marroquíes.

Ese encontronazo fue el detonante poco después de una agresión a un español de origen marroquí por parte de jóvenes latinos, que habían estado presentes en el primer enfrentamiento, en la calle Real junto con la calle Ballena a las 23.30 horas.

En este punto, personas de origen latinoamericano, pertenecientes a la banda de los Ñetas y en fase de captación del grupo, agredieron al joven español de origen marroquí de 22 años.

Los agentes locales detuvieron a cinco personas por este incidente, dos colombianos de 31 y 27 años, un español de 18 años, un peruano de 25 años y un rumano de 27 años.

En las próximas horas está previsto que los nueve detenidos pasen a disposición judicial.

La Policía Nacional considera que este enfrentamiento es un hecho puntual y no creen que se haya producido un repunte en la actividad de las bandas latinas en Parla.

Gracias a la rápida intervención de los agentes nacionales y locales se impidió una gran reyerta que podría haber ocasionado más heridos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here