Madrid no legalizó obra de Monasterio por tener un visado que la invalidaba

0
64
Rocío Monasterio, portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid.

Madrid, 22 ene (EFE).- El local que supuestamente Rocío Monasterio reformó como vivienda para Arturo Valls sin tener licencia se intentó legalizar hasta en tres ocasiones, en 2005, 2011 y 2016 y en la última el Ayuntamiento de Madrid detectó el uso de un visado que al estar fechado en 2005 impedía tramitar el permiso.

El Consistorio de la capital, entonces gobernado por Ahora Madrid, hizo en enero de 2017 un requerimiento de información para que se actualizase el visado del Colegio de Aparejadores fechado a 3 de junio de 2005, pero no se recibió más documentación y por lo tanto no concedió licencia alguna para reformar el número 7 de la calle Rodas.

Así lo ha detallado este miércoles el delegado de Desarrollo Urbano de la capital, Mariano Fuentes, durante una comparecencia en comisión municipal a petición de Más Madrid.

«Los servicios técnicos sí detectaron que el proyecto estaba invalidado de inicio y por tanto ni siquiera fue revisado», ha afirmado el edil de Ciudadanos, que ha agregado que «no hay más chicle que estirar por el Ayuntamiento».

Además, ha hablado de un «modus operandi» donde los titulares y sus técnicos «aprovechaban la ineficacia de la administración pública para realizar actuaciones no amparadas por una licencia urbanística».

Al no haber generado derechos a terceros, puesto que no se concedió permiso alguno, el edil de Cs defiende que el Ayuntamiento no puede ser acusado de hacer o no hacer nada.

Y ha considerado que el único que ha cumplido con la legalidad respecto a las supuestas irregularidades urbanísticas de la presidenta de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, ha sido él mismo al ordenar el precinto de su vivienda por no tener licencia de primera ocupación.

El edil de Ciudadanos ha acusado a Ahora Madrid de no hacer nada durante su mandato, cuando en 2016 «Rocío Monasterio campaba a sus anchas» por las oficinas municipales, cuando se tramitó el expediente del loft de Arturo Valls con un supuesto visado copiado y también estaba «rodando» el expediente de la vivienda de ambos dirigentes, que Fuentes no ha clausurado mientras tramitan una nueva licencia.

El delegado ha anunciado que cambiará la normativa municipal para unir en una única ordenanza la concesión de licencias residenciales y de actividad económica y evitar así que se hagan obras sin licencia aprovechándose del «colapso» y los «vacíos» de la administración.

Más Madrid ha pedido que el Gobierno de PP y Cs no eche «balones fuera» y actúe contra Monasterio y para ello ha registrado un escrito en el que instan a que la asesoría jurídica municipal analice la información que han trasladado también a la Fiscalía y decida si acudir a un juzgado por presuntos delitos de estafa y falsedad documental.

Este grupo municipal argumenta que hubo un presunto delito de estafa no solo hacia los clientes sino también hacia la administración.

La edil del PSOE Mercedes González ha denunciado también un «modus operandi» donde «ciudadanos compraban locales cuyos promotores les decían que se iban a convertir en vivienda y nunca sucedió» y ha afeado que «desde 2002 el matrimonio ultraderechista tenía total impunidad para saltarse la legalidad urbanística».

«El mensaje que están lanzando es yo miro para otro lado hasta que no me lo manden, esto adoctrina en el urbanismo salvaje, ha afeado el PSOE, criticando se haya impuesto «un solo euro de multa» y que los infractores se vayan «de rositas».

Los socialistas han criticado asimismo que no se cerrase la vivienda de Monasterio y se le diese oportunidad de legalizar la situación del inmueble, mientras que Vox ha renunciado a su turno de intervención. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here