Un estudio alerta del aumento de contaminantes emergentes en el agua

0
92

Móstoles, 26 ene (EFE).- Un equipo internacional de científicos, en el que ha participado la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), ha elaborado un informe que alerta de la necesidad de hacer frente al aumento de contaminantes emergentes en el agua, muchos de los cuales suponen «un riesgo potencial para la salud».

Este equipo, coordinado por la JPI del Agua (Water JPI, Water Joint Programming Initiative), ha analizado en la revista internacional ‘Science of The Total Environment’ la eliminación de sustancias antibióticas y de genes de resistencia a antibióticos en los procesos de depuración de aguas residuales urbanas.

El trabajo ha permitido evaluar la utilización a gran escala de diferentes procesos avanzados de tratamiento basados en la utilización de luz UV, tanto sola como en combinación con sustancias oxidantes como el peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) o el peroximonosulfato, destaca la UJC en una nota.

Los resultados obtenidos han demostrado la capacidad de estos procesos para la eliminación tanto de los antibióticos como de los genes, aunque las condiciones de operación del tratamiento deben ser cuidadosamente optimizadas para lograr el objetivo al tiempo que se mantienen bajos los costes de depuración.

Aún así han alertado de la necesidad de introducir mejoras en la depuración de aguas para eliminar nuevas sustancias y, con objetivo de incentivar el diálogo, difundirán infografías en redes sociales.

«Es crucial actuar y difundir el conocimiento para afrontar este reto, informando de los recientes avances científicos e innovaciones a los responsables de la toma de decisiones, los legisladores, y otros agentes implicados», ha señalado la coordinadora de la JPI del Agua, Dominique Darmendrail, impulsora de este informe.

Los investigadores insisten en que millones de personas reciben cada día agua potable «con el riesgo de que contenga, entre otros factores, contaminantes derivados de residuos humanos o animales, pesticidas, del desgaste de los materiales de las tuberías e infraestructuras existentes, o de la gestión ineficiente».

Además, han explicado que los contaminantes emergentes, que en general no se monitorizan pese a que se sospecha que pueden tener un efecto adverso en la salud humana y de los ecosistemas, pueden acabar en el agua residual.

«Las estaciones depuradoras de aguas residuales no están diseñadas para la eliminación de todos estos contaminantes emergentes y algunos pueden cambiar su estructura química, y por ello son vertidos al medio ambiente junto al agua tratada», reiteran estos investigadores.

Por ello, llaman a revisar de forma exhaustiva la legislación actual para introducir medidas proactivas que evalúen el aumento de estos contaminantes y «garanticen la sostenibilidad del ciclo del agua con agua apta para su reutilización». EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here