Aceras más anchas y menos espacio para coches en superficie junto a El Retiro

0
137

Madrid, 10 feb (EFE).- El Ayuntamiento de Madrid prevé reformar en esta legislatura un tramo de la Avenida Menéndez Pelayo, junto a El Retiro, con un proyecto que amplía las aceras y elimina dos carriles de circulación de vehículos, al tiempo que plantea un aparcamiento subterráneo para residentes con mil plazas.

El proyecto de remodelación de la Avenida Menéndez Pelayo es «una apuesta del Ayuntamiento de Madrid por impulsar la movilidad sostenible», según han señalado fuentes del área de Medio Ambiente y Movilidad.

El ámbito de actuación será de un mínimo de 500 metros de la Avenida Menéndez Pelayo, desde su cruce con la calle O’Donnell hasta el Hospital Niño Jesús.

ACERAS MÁS ANCHAS Y MENOS ESPACIO PARA VEHÍCULOS EN SUPERFICIE

El Ayuntamiento prevé suprimir dos carriles para el vehículo privado, al pasar de tres carriles por sentido a dos, a los que hay que sumar un carril bus continuado en ambos lados.

Además, se eliminarán las zonas de parquímetro que hay en la actualidad, lo que permitirá la ampliación de las aceras en ambos lados para dar más espacio al peatón.

Esta actuación no contempla una ampliación de la licencia del espacio de ocupación para las terrazas situadas en la zona de los impares.

Por su parte, en el tramo de los pares (la acera colindante de Retiro) se construirá un carril bici segregado, ya que el que hay en la actualidad «desaparece en algunos tramos».

El área de Medio Ambiente y Movilidad estudiará la plantación de nuevos árboles en la parte más alta del tramo de acera pegado a El Retiro (O’Donnell) tras su ampliación.

APARCAMIENTO SUBTERRÁNEO CON MIL PLAZAS PARA RESIDENTES

El Ayuntamiento defiende que la construcción de este aparcamiento subterráneo, al igual que la remodelación de parte de la superficie la Avenida Menéndez Pelayo, «mejorará la calidad de vida de los vecinos y, sobre todo, la calidad del aire».

La estación de medición de calidad del aire más cercana a esta ubicación es la de Escuelas Aguirre, en la calle Alcalá, y es una de las que «peores» registros de emisiones contaminantes tiene al cabo del año.

En concreto, el aparcamiento subterráneo permitirá «eliminar» gran parte del tráfico de los barrios de Ibiza y Niño Jesús, donde existe «gran dificultad» para estacionar.

Fuentes municipales han asegurado que será el «único» aparcamiento de Madrid que reserve un «gran espacio» para el estacionamiento y recarga de vehículos eléctricos, micromovilidad y taquillas para paquetes de comercio electrónico.

BÚSQUEDA DE INTERESADOS EN MEDIO DE LAS CRÍTICAS VECINALES

La construcción de este aparcamiento subterráneo ha sido criticada por la asociación de vecinos Retiro Norte, que ha promovido una recogida de firmas en la plataforma change.org a la que ya se han adherido más de 32.000 personas.

Sin embargo, fuentes del área de Medio Ambiente y Movilidad señalan que a finales del 2019 el Ayuntamiento hizo un estudio previo de la demanda de la zona que, en un análisis preliminar, determinó que había necesidad de construir un aparcamiento para los vecinos.

Actualmente se están haciendo encuestas puerta por puerta en los barrios de Ibiza y Niño Jesús para que los residentes indiquen si quieren alquilar una plaza de aparcamiento a precio municipal.

Se va a contactar con más de 10.000 residentes y también comerciantes. En el caso de que no hubiera suficientes personas interesadas, las plazas sobrantes se destinarán a rotación.

UN PROYECTO ENMARCADO EN MADRID 360 Y LA CANDIDATURA DE LA UNESCO

El proyecto de remodelación de la Avenida de Menéndez Pelayo estará listo en esta legislatura. Este año se concretarán los detalles del anteproyecto, todavía sin presupuesto, así como la licitación.

Los cambios forman parte del nuevo plan de lucha contra la contaminación del Ayuntamiento de la capital, Madrid 360, «como una medida más para lograr cumplir con la directiva europea en materia de emisiones contaminantes».

Además, el Ayuntamiento de Madrid busca con esta actuación «dignificar» este espacio, situado junto a un Bien de Interés Cultural, Los Jardines del Buen Retiro, y el eje de Prado-Recoletos, lugar que aspira a convertirse en Patrimonio de la Humanidad.

Por este motivo, cuando el proyecto esté definido y cerrado será trasladado a la UNESCO para su valoración. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here