Sanidad vigiló a 5.077 pacientes que sufrieron ictus en 2019

0
55

Madrid, 13 feb (EFE).- La Consejería de Sanidad ha atendido en 2019 a un total de 5.077 personas que han sufrido un ictus para prevenir episodios nuevos de la enfermedad, dentro de la atención integral al paciente dentro de todos los ámbitos asistenciales.

Así lo ha explicado Ruiz Escudero en una comparecencia a petición propia en el pleno de la Asamblea, donde ha destacado el papel de la Atención Primaria en la identificación de la enfermedad y su atención prehospitalaria, que ayuda «a la identificación de los síntomas y promoviendo la cadena asistencial que permita el traslado urgente al hospital».

El consejero ha declarado que el ictus es una enfermedad neurológica «de gran incidencia y prevalencia, con un elevado coste social y económico para los sistemas de salud», dado que «sigue siendo la primera causa de discapacidad grave y la segunda causa de demencia en el adulto».

La Consejería de Sanidad lleva tiempo trabajando para abordar esta enfermedad desde el punto de vista preventivo y asistencial, «consiguiendo un mayor y mejor conocimiento de los principales factores de riesgo» y aplicando más medidas terapéuticas que, ha dicho Ruiz Escudero, han contribuido «a la reducción de la mortalidad y discapacidad ocasionadas por el ictus».

El Plan Ictus, ha señalado, ha permitido «realizar una atención integral al ictus desde todos los ámbitos asistenciales» y la Comunidad cuenta con 10 hospitales madrileños públicos con Unidad de Ictus: La Paz, Ramón y Cajal, La Princesa, Hospital Clínico San Carlos, Gregorio Marañón, 12 de Octubre, Hospital Puerta de Hierro, Fundación Hospital Alcorcón, Rey Juan Carlos y el Hospital Príncipe de Asturias.

De estos hospitales, 7 son Centros Ictus, con posibilidad de aplicar la Trombectomía Mecánica y tres de ellos están «permanentemente de guardia».

Con estos recursos, ha relatado el consejero, se ha conseguido «disminuir la mortalidad y discapacidad con la mejora en la detección precoz de los síntomas, el control de los principales factores de riesgo y la introducción de nuevas medidas terapéuticas.

Según el consejero, sobre un índice de 8000 casos anuales, las tasas de mortalidad se sitúan en el 15%, por lo que la Consejería trabajará «para conseguir que los supervivientes sean menos dependientes».

Para ello, la Consejería estudiará incrementar los recursos disponibles con la posibilidad de pasar de 3 a 4 centros hospitalarios de guardia y el número de profesionales, así como el número de centros y el de camas «con el objetivo a largo plazo de cerrar la malla de la Red Ictus más amplia en la Comunidad de Madrid». EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here