China desvía los vuelos fuera de Pekín ante el aumento de casos del exterior

0
123
Mapa de China

Pekín, 22 mar (EFE).- El aumento de los nuevos casos de coronavirus llegados desde el exterior ha llevado hoy a China a desviar los vuelos con destino Pekín hacia otras 12 ciudades del país, donde los pasajeros serán sometidos a controles de salud antes de poder continuar su viaje a la capital.

Tras tres días sin un solo contagio a nivel local, pero con los llamados casos «importados» sin cesar de crecer, la Comisión Nacional de Salud informó hoy de que el sábado se detectó un nuevo enfermo infectado por un viajero llegado desde fuera, el primer caso conocido de este tipo en China.

De forma paralela, hoy se alcanzó, con 45 contagiados, un nuevo récord de casos procedentes del exterior, que llevan días subiendo coincidiendo con el regreso de miles de chinos y extranjeros que se marcharon o estaban lejos del país cuando comenzó la pandemia.

Aunque el número todavía es pequeño, las autoridades chinas temen que esos infectados que vuelven al país desencadenen una nueva oleada de contagios, ahora que éstos han dejado de crecer en toda China, incluido el foco de la provincia de Hubei y su capital Wuhan.

SI SUPERAN EL CONTROL SANITARIO PODRÁN SEGUIR VUELO A PEKÍN

La Administración de Aviación Civil china anunció hoy que, a partir de las 00.00 hora de mañana, lunes, (16.00 GMT de este domingo), todos los vuelos internacionales con destino Pekín deberán primero desviarse a uno de otros 12 aeropuertos en otras ciudades, algunas cercanas como Tianjin, Taiyuan o Shijiazhuang, pero otras a bastante alejadas de la capital como Shanghái y Nankín (este) o Xi’an (centro).

Todos los pasajeros tendrán que someterse a un control sanitario en el aeropuerto al que lleguen y, en el caso de que lo superen, podrán continuar viaje a Pekín en su vuelo original, según un comunicado del organismo.

Una vez en Pekín, de todas formas, deberán someterse a la cuarentena obligatoria de 14 días en hoteles designados establecida para todos los viajeros, salvo los mayores de 70 años, las embarazadas y los enfermos de otras patologías, que podrán confinarse en sus casas.

La medida obedece también a la saturación del aeropuerto de Pekín, donde desde hace días, con el endurecimiento de las medidas de cuarentena obligatoria, el personal estaba desbordado y los pasajeros debían esperar varias horas para superar las inspecciones sanitarias, según indicaron a Efe varios de ellos.

Hasta el momento han llegado en total a China 314 personas que han dado positivo en coronavirus y 97 a la capital del país, con los 13 casos reportados hoy en Pekín.

El país del que han procedido hasta el momento más contagiados es el Reino Unido, con 75, seguido de Irán, con 47, España, con 46 e Italia con 44.

La mayoría de los casos corresponden a estudiantes chinos que regresan a su país, aunque también hay trabajadores y empresarios, tanto nacionales como extranjeros.

PRIMER CONTAGIO LOCAL FUE DE UNA CHINA QUE VOLVIÓ DE TURQUÍA

El primer contagio local por medio de un caso «importado» se detectó en la provincia meridional de Cantón, una de las más afectadas por la pandemia en el país, después de la de Hubei.

Según las investigaciones epidemiológicas que recoge el diario oficial Global Times, esa persona fue contagiada por una mujer china de 34 años, que regresó desde Turquía.

La mujer mostró una temperatura normal en los controles del aeropuerto y fue sometida a cuarentena en su domicilio, donde permaneció «la mayoría del tiempo», pero «ocasionalmente realizó actividades alrededor de su casa cubierta con una mascarilla», de acuerdo con ese diario.

Ayer, sábado, fue confirmado su positivo por coronavirus, por lo que dos personas que tuvieron estrecho contacto con ella fueron sometidas a cuarentena bajo observación.

Según la Comisión de Salud de Cantón, la mujer contagió a un hombre de 54 años de esa ciudad, que se sintió débil hace cinco días, se quedó en su casa desde entonces y ayer, sábado, fue diagnosticado de la enfermedad.

Dieciocho personas que entraron en contacto con él han sido identificadas y puestas en cuarentena desde ayer.

El experto en virología de la ciudad de Wuhan, Yang Zhangiu, dijo al Global Times que este caso refleja que hay «lagunas en las medidas preventivas» y «un fallo en el corte de los canales de transmisión desde el exterior».

Y en este sentido, sugirió que Cantón debería «aprender las lecciones de Pekín» sometiendo a todos los que lleguen de fuera a una cuarentena en lugares designados y evitando el confinamiento en el domicilio, que «puede suponer una rendija que permita a los casos importados contaminar a la gente en China».

Por su parte, el director del Global Times, Hu Xijin, instó a todas las ciudades chinas a establecer 14 días de cuarentena obligatoria para los que lleguen del exterior, como ya hacen Pekín y Shanghái.

LA VIDA RETORNA POCO A POCO A ALGUNAS CIUDADES

Entretanto, la vida y la actividad económica continúa regresando poco a poco a algunas ciudades chinas, con la excepción de Wuhan, el foco de la pandemia, que cumplirá mañana dos meses en cuarentena y cuyos habitantes continúan encerrados en sus casas.

La ciudad de Hangzhou, en la provincia oriental de Zhejiang, ha comenzado a abrir espacios públicos como librerías, museos y estadios. Además, sus ciudadanos no tienen que someterse ya a controles de temperatura cuando cogen el transporte público, van a los restaurantes, al supermercado o a la oficina.

Los cines y gimnasios han reabierto este fin de semana y las mascarillas ya no son obligatorias en lugares ventilados y poco masificados.

En algunas provincias del país las escuelas se preparan para abrir sus puertas de nuevo, lo que será la señal definitiva de normalidad cuando pueda ocurrir en toda China.

En la oriental de Jiangsu, las universidades y la enseñanza media reanudarán las clases el 30 de marzo, mientras que las guarderías y los colegios de primaria lo harán el 7 de abril.

Doce provincias han anunciado hasta el momento que sus escuelas retomarán la actividad a finales de marzo o principios de abril, aunque en las grandes ciudades del país como en Pekín o Shanghái todavía no hay ninguna noticia al respecto. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here