Airbus no pagará dividendos este año y refuerza los dispositivos de liquidez

0
110
Airbus Getafe.

París, 23 mar (EFE).- Airbus anunció este lunes que no pagará dividendos este año a sus accionistas debido a la situación generada por la crisis del coronavirus y que va a tomar otra serie de medidas para reforzar su liquidez a la espera de que sus operaciones se puedan reanudar de forma eficiente.

El grupo aeronáutico europeo explicó en un comunicado que, dadas las incertidumbres actuales y la volatilidad, ha retirado sus objetivos financieros para 2020 y su prioridad es, además de participar a frenar la propagación de la epidemia, «proteger el futuro» de la empresa.

Eso justifica que la dirección renuncie a la propuesta inicial de pagar 1,80 euros de dividendo por acción, lo que hubiera supuesto un desembolso de unos 1.400 millones de euros. Además, se suspenden las aportaciones a los fondos de pensiones voluntarios.

Sobre todo, el constructor europeo indicó que ha conseguido una nueva línea de crédito de 15.000 millones de euros, con lo que teniendo en cuenta sus disponibilidades anteriores cuenta en total de una liquidez de unos 30.000 millones.

Airbus ha programado la reapertura parcial este lunes de sus plantas de producción en España, entre ellas las de Sevilla y Cádiz, y en Francia, cuya actividad se había suspendido la semana pasada durante cuatro días por la pandemia, y eso con la aplicación de medidas reforzadas para evitar el contagio del virus.

Según la compañía, esa vuelta al trabajo se ha organizado en coordinación con los representantes de los trabajadores y afecta solo a los puestos que están en conformidad con las nuevas medidas sanitarias y de seguridad en términos de higiene, limpieza y distanciamiento, y al mismo tiempo son eficientes en términos de operaciones.

CGT denuncia que las medidas de seguridad en Airbus son insuficientes

El sindicato CGT ha denunciado este domingo que las medidas de seguridad planteadas por Airbus para retomar desde este lunes su actividad productiva son «insuficientes a todos los efectos» y «no han sido aprobadas en los Comités de Salud Laboral».

Airbus anunció el pasado 17 de marzo que paralizaba su producción en España y en Francia para implementar las medidas sanitarias necesarias para garantizar la seguridad de sus trabajadores mientras se prolongue la alerta sanitaria del coronavirus.

En un comunicado remitido a los medios de comunicación, CGT ha advertido de que al menos existen 60 casos de contagiados por coronavirus en los centros de trabajo de Airbus en la Comunidad de Madrid, con especial incidencia en Getafe, donde existen «más e 50 casos confirmados por la empresa» y «un incremento medio de 12 casos por día».

El sindicato ha calificado de «acto irresponsable» que «Airbus exponga a sus plantillas de tal manera mandándolas a trabajar» y ha pedido a las autoridades sanitarias que requisen las mascarillas, guantes de nitrilo y monos desechables de que dispondría la empresa en sus centros de trabajo.

El consejero delegado de Airbus, Guillaume Faury, ha enviado una carta a los trabajadores anunciando la reactivación de la producción en la que aseguraba que se han adaptado los procesos de trabajo ante la epidemia, limpiando «rigurosamente» las estaciones, con mascarillas «disponibles» para quienes trabajen en espacios cerrados y «existencias adecuadas de desinfectante para manos».

Presidente Airbus España: «Abrimos plantas porque podemos y porque debemos»

El presidente de Airbus España, Alberto Gutiérrez, asegura en un vídeo dirigido a los casi 13.000 empleados que la decisión de abrir la media decena de plantas en España, cerradas la pasada semana por la pandemia del coronavirus, obedece a «que podemos y a que debemos» hacerlo.

Gutiérrez dice que Airbus puede abrir este lunes sus factorías de Madrid, Castilla-La Mancha y Andalucía porque los inspectores del Ministerio de Trabajo han verificado que estas plantas disponen de las medidas de prevención y de distancia social necesarias frente al COVID-19.

Destaca que para Airbus, «la empresa que simboliza la cotas que Europa puede alcanzar cuando trabaja unida», el «desafío» del coronavirus no tiene parangón y constituye «la prueba más difícil que hemos tenido desde nuestra fundación».

«Podemos, porque hemos reforzado al máximo las medidas de protección y prevención en todos nuestros centros, de acuerdo con las directrices del estado de alarma y las recomendaciones de la autoridad sanitaria», señala.

Añade que «también seguimos adelante, porque debemos; se lo debemos a nuestros clientes y porque sin nuestro apoyo en servicio, las Fuerzas Armadas no podrían cumplir la Operación Balmis», desplegada para actuar frente al coronavirus.

Y ha citado, como ejemplos, la evacuación del destacamento militar español desde Yibuti, algunos afectados por el COVID-19, con el avión de transporte militar de Airbus A400M o el mantenimiento de los helicópteros militares, de las Fuerzas de Seguridad del Estado o los servicios de emergencias.

Gutiérrez ha apelado también al deber de Airbus de atender a sus miles de empresas auxiliares y ha apostillado: «No podemos cerrar nuestras puertas y abrirlas al mes siguiente sin graves consecuencias» para las pymes que trabajan para el consorcio aeroespacial europeo porque, ha remarcado, «algunas están ya al límite y no soportarían un parón de semanas, mucho menos de un par de meses».

Tras advertir de que la crisis sanitaria puede desembocar en una «gran crisis económica y social» y en miles de ERTE, ha dicho que «serán sufragados por los impuestos de todos».

Por ello, ha apostillado: «Cada día que cumplamos un hito operacional, será un día ganado de generación de caja; cada semana que sigamos dando servicio a nuestros clientes, será un subsidio menos al que tendrá que hacer frente el Estado; cada mes que mantengamos la producción, será un salario completo para cada empleado, salarios que pueden ayudar a mantener otros empleos».

«Porque podemos y porque debemos, tenemos que seguir adelante», ha concluido Gutiérrez. EFE


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here