Hospital Severo Ochoa deriva 170 pacientes y alivia presión sobre Urgencias

0
54
Hospital Severo Ochoa de Leganés, Madrid.

Leganés, 23 mar (EFE).- El Hospital Severo Ochoa de Leganés ha derivado a un total de 170 pacientes en las últimas horas a otros hospitales de la región, aliviando así la presión asistencial sobre la Urgencia, según han confirmado a EFE fuentes de la dirección del centro.

El Hospital Severo Ochoa era uno de los que estaba sufriendo una carga asistencial más elevada en toda la Comunidad de Madrid como consecuencia de la pandemia de coronavirus, hasta el punto de que el pasado día 20 el hospital se vio obligado a derivar pacientes a los hospitales de Santa Cristina, La Poveda y FREMAP.

De hecho, las urgencias del centro han llegado a acumular más de 200 pacientes en los últimos días, triplicando su capacidad asistencial.

El Ayuntamiento de Leganés ha habilitado este fin de semana un hospital de campaña en un pabellón deportivo próximo al Hospital Severo Ochoa a petición del Ministerio de Sanidad y bajo el asesoramiento de Médicos sin Fronteras.

El hospital de campaña está listo por si fuese necesario utilizarlo, aunque las autoridades sanitarias prefieren centralizar toda la actividad en IFEMA, donde se ha habilitado un hospital con 5.500 camas, según han informado a EFE fuentes del Ayuntamiento de Leganés.

Denuncias por escasez de equipos en el Hospital de Getafe

Por otro lado, fuentes sindicales del Hospital Universitario de Getafe han denunciado este lunes la escasez de equipos de protección y de batas entre el personal sanitario del centro, señalando que en muchos casos se están utilizando ropajes elaborados con plásticos porque «no hay batas impermeables».

En ese sentido, desde el hospital han asegurado que «hay suficiente material» para atender a todo el personal en función de las necesidades, porque no es igual el material que se necesita para atender un positivo en coronavirus ingresado en la UCI que el que se necesita para atender a un sospechoso en aislamiento.

Por lo demás, desde los sindicatos aseguran que todo el hospital está trabajando en «zona roja» por el exceso de carga asistencial, más aliviada en las urgencias de pediatría. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here