La patronal de las residencias tacha de cobarde negar el ingreso hospitalario a los mayores

0
73

La patronal de las residencias ha tachado hoy de “cobardes las instrucciones» de las autoridades sanitarias de “no aceptar el ingreso de personas mayores en los hospitales”, una barrera con la que se están encontrando en todo el país.

“No aceptan en la mayoría de los casos las derivaciones hospitalarias. A mayor presión asistencial, mayor índice de denegación”, ha explicado a EFE Jesús Cubero, secretario general de AESTE, la patronal que representa a los empresarios de los centros residenciales en CEOE, con 400 residencias y 230 centros de día.

Los mayores, ha agregado, “tienen el mismo derecho a ser tratadas y curadas” que el resto de la población: “Si algún político piensa que no tienen el mismo derecho a la vida que los demás ciudadanos, que sea valiente, dé el primer paso y que lo diga claramente. Se dan instrucciones cobardes de no aceptar los ingresos de estas personas en los hospitales. Es una verdadera vergüenza”.

Antes del estado de alarma, según el secretario general de la Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia, algunas residencias tomaron medidas preventivas -restricción de visitas, cierre de centros de día…-, para evitar la propagación del coronavirus, “contando en la mayoría de los casos con la oposición frontal de las autoridades competentes”.

Los más de 300.000 trabajadores del sector están formados para «cuidar -que no tratar ni curar-, y estos días están doblando turnos y arriesgando su propia salud para ayudar a las personas más vulnerables de nuestra sociedad. Una generación a la que debemos la Seguridad Social, el Sistema Sanitario y el Estado del Bienestar que ahora nosotros disfrutamos. Una generación que sacó adelante a sus hijos y nietos durante la última crisis, y que ahora se está viendo abandonada y maltratada por las autoridades sanitarias”.

En España hay 366.000 plazas residenciales, más del doble de las camas del sector hospitalario en su conjunto, y el 73% son de gestión privada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here