Lasquetty acusa al Colegio de Médicos de entorpecer gestión de la pandemia

0
63
Edificio del Icomem, en la madrileña calle de Santa Isabel.

Madrid, 30 mar (EFE).- El consejero madrileño de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, ha acusado al Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM) de «poner palos en las ruedas» en la gestión del coronavirus con su crítica al detrimento de la Atención Primaria por el traslado de profesionales al hospital de Ifema.

Lasquetty, que fue consejero de Sanidad entre 2010 y 2014, ha dicho este lunes en una entrevista en EsRadio que «conviene distinguir» entre los médicos de Madrid y el Colegio de Médicos de Madrid.

Al respeto, ha señalado que el presidente del ICOMEM, Miguel Ángel Sánchez Chillón, «es un viejo conocido» y uno de los líderes de la Marea Blanca, el colectivo de movilización para defender la sanidad pública y en protesta de los recortes y los planes privatizadores.

El viernes pasado, el Colegio de Médicos de Madrid dijo que no considera «acertado» cerrar los centros de salud para reubicar a sus sanitarios en el hospital de Ifema, una reducción de personal en Atención Primaria que también consideró «insostenible» la Asociación para la Defensa de la Sanidad (ADSP).

Lasquetty, por otro lado, ha acusado al Gobierno dirigido por Pedro Sánchez de no ayudar ni «poner fácil nada», y ha dicho que, a su juicio, lo que está haciendo es calcular exactamente «a qué hora empieza el telediario para que la rueda de prensa coincida en este momento».

«Cuando estamos en crisis haga el favor de tomarse las cosas en serio, no es cuestión de hacer frases huecas de que vamos a parar el virus en las playas, en los campos, como imitando la retórica de (el primer ministro británico durante la Segunda Guerra Mundial, Winston) Churchill», ha aseverado.

En este sentido, ha indicado que la Comunidad de Madrid se gastará «mínimo» 1.000 millones de euros en la crisis generada por el coronavirus, y ha recordado que el Ejecutivo regional ya compró 330 respiradores para la ventilación mecánica hace dos semanas, que ya están instalados para convertir camas de hospitales en camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Al respecto, Lasquetty ha denunciado que la Administración madrileña no está recibiendo «ayuda» del Gobierno, y ha precisado que la semana pasada a la región llegaron 6.970 mascarillas «de las que se necesitan para intubar a un enfermo», cuando en Madrid se precisarían 240.000.

«Todo es de una incompetencia que a veces es muy irritante», ha reprochado el consejero madrileño, al tiempo que ha acusado al Ejecutivo central de «aprovechar» esta crisis para «aplicar un programa radical de izquierda».

«Habrá que estar atentos para que cuando acabe esta fase nadie intente convertir lo que ha sido excepcional en nuestro modo modo de vida», ha añadido.

Colegio de Médicos a Lasquetty: «No polemizamos, estamos para colaborar»

El presidente del Colegio de Médicos de Madrid, Miguel Ángel Sánchez Chillón, ha asegurado que su función «no es entrar en polémicas ni en política» sino colaborar de forma «estrecha y totalmente leal con las administraciones», con un espíritu de cooperación institucional «absoluto», tanto con la Consejería de Sanidad como con el Ministerio.

Así ha reaccionado después de que el consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, dijera este lunes que esta institución «pone palos en las ruedas» en la gestión del coronavirus con su crítica al detrimento de la Atención Primaria por el traslado de profesionales al hospital de Ifema.

«Entrar en temas políticos no es nuestra función ni nuestra intención», explica a Efe el presidente del ilustre colegio (Icomem) que ha recabado más de 1.300 médicos dispuestos a paliar la escasez de profesionales durante la pandemia, y que espera «alcanzar una cifra cercana a los 1.900» en los próximos días.

El Colegio ha hecho «una selección y clasificación» de estos médicos, que han respondido de manera voluntaria a su llamamiento, según sus características técnicas y los ha agrupado en «un fichero» que ha sido enviado al Servicio Madrileño de Salud (Sermas), explica Sánchez Chillón que no comparte la decisión de la consejería de derivar médicos de Atención Primaria desde los centros de salud al hospital instalado en Ifema.

«No sabemos aún a cuántos Sanidad ha contratado, contamos con que nos informen», continúa el presidente de los médicos madrileños para quien «echar mano de médicos de centros de salud para nutrir hospitales de campaña no parece una buena gestión. Estos mil trecientos médicos podrían hacer labor de soporte a la plantilla que ya estaba creada» así como incrementar la capacidad de gestión que ya existía, continúa Chillón que pide «no desdeñar que haya voluntarios, que no se están utilizando».

Para facilitar la pronta incorporación de los médicos que han respondido a la iniciativa del Colegio, «hemos puesto en marcha la colegiación online, el pago aplazado de cuotas de inscripción», entre otras medidas como la puesta en marcha de «la receta electrónica para médicos de la sanidad privada» por el Icomem, todo ello «en tiempo récord y con un estrecho trabajo diario con las administraciones», agrega Chillón.

A modo de ejemplo y en función de la calificación técnica de los profesionales, «por cada medico de familia que sale del centro de salud, se podría poner a tres» de estos voluntarios en distintas funciones.

Sobre la escasez de equipos en la que están trabajando, ha destacado «el ingenio y la capacidad de adaptación de los médicos» sobre la que se podría «escribir un libro de anécdotas, quizás un poco bizarrón» como la «recuperación de respiradores obsoletos que los hospitales habían desechado para pacientes y los estaban utilizando en unidades de experimentación médica con animales», por ejemplo cirugías cardíacas con cerdos.

«Nos creíamos los amos del planeta y estamos recurriendo a esos respiradores», pese a tener el dinero para comprar, «esa es la lectura que tenemos que llevarnos», asegura antes de recalcar la «absoluta lealtad institucional» del ilustre colegio, que «tiene que defender a sus profesionales y luego a todos los pacientes de Madrid».

«Cuesta mucho a la sociedad formar a un médico. Podemos comprar mascarillas pero los médicos no caen de los árboles», concluye. EFE


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here