El Gobierno permitirá rescatar los planes de pensiones sin tener pagar a Hacienda a aquellos ahorradores que sufran un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (Erte) y a los autónomos que deban cesar en su actividad a causa de la pandemia del coronavirus.

Se trata de una de las más de 50 medidas que se incluyen en un Real Decreto Ley que ha aprobado este martes el consejo de ministros y que buscan reforzar el llamado escudo social contra el coronavirus, según fuentes del Ejecutivo.

Hasta este momento, los planes de pensiones solo podían rescatarse sin coste para el ahorrador en una corta lista de supuestos como la jubilación, el fallecimiento y la situación de dependencia o de incapacidad permanente, al ser un producto ilíquido.

Esta y otras decisiones anunciadas hoy, como la moratoria en los alquileres para familias vulnerables, ayudarán a aliviar los apuros económicos que supone para muchos hogares el parón de la actividad económica forzado por la propagación del coronavirus.

La liquidez de los planes de pensiones se encuentra restringida por una razón, explican los expertos consultados por Efe, que es evitar que los partícipes se desvíen del principal fin de estos vehículos de ahorro: la previsión complementaria para la jubilación.

«Para fomentar este ahorro y compensar esta restricción en la disponibilidad, los planes de pensiones están fiscalmente incentivados en el momento de la aportación, con hasta un máximo de 8.000 euros anuales», añaden las fuentes.

Los planes de pensiones colectivos o de empleo son minoritarios en España, con solo 1,9 millones de partícipes, aunque ofrecen más rentabilidad que los planes individuales, que están mucho más extendidos.

Al cierre de 2019, según datos de Inverco, en España había 9,5 millones de planes de pensiones abiertos: con 7,5 millones de partícipes en individuales, que suman 79.850 millones de inversión, y 1,98 millones en planes de empleo, con un patrimonio de 35.170 millones.

En términos netos, unos 8 millones de españoles participan en algún plan ya que hay gente que tiene más de uno.

El Gobierno aprueba un subsidio extraordinario para las empleadas de hogar

El Gobierno ha dado luz verde a un subsidio de desempleo temporal que pueden solicitar las empleadas de hogar dadas de alta en la Seguridad Social, que hasta ahora no contaban con este derecho, si las despiden o ven reducidas sus horas de trabajo en esta crisis del coronavirus.

Según ha explicado el vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, en la rueda de prensa telemática tras la celebración del Consejo de Ministros esta medida se enmarca en la necesidad de seguir dando «protección» y «seguridad» a las personas en esta crisis, especialmente a los colectivos más vulnerables.

El colectivo mayoritariamente femenino de empleadas del hogar está formado por unas 580.000 trabajadoras, según la última encuesta de población activa (EPA), pero solo hay 394.171 personas afiliadas en el sistema especial, lo que refleja la irregularidad que se da en estos empleos.

Solo las dadas de alta podrán pedir este subsidio de paro que será del 70 % de la base de cotización de la trabajadora.

«Si algo hemos aprendido es que es fundamental cuidar mejor a los que cuidan», ha subrayado Iglesias que ha destacado el «importante» y «poco reconocido» trabajo que hacen limpiando, cuidando de mayores y de menores.

«No puede ser que sean de nuevo las grandes olvidadas», ha reiterado.

Según han explicado fuentes del Ministerio de Trabajo, la cuantía será del 70 % de la base de cotización de la empleada de hogar y tendrán derecho las personas dadas de alta antes de la entrada en vigor del estado de alarma, el pasado

de marzo, y que hayan dejado de prestar servicios en uno o varios domicilios, total o parcialmente, para reducir riesgo de contagio a causa de la crisis sanitaria del Covid-19.

También, detallan, las que hayan sido despedidas durante la crisis sanitaria.

Para acreditar esta situación y pedir el subsidio ante el SEPE, valdrá con uno de estos documentos: una declaración responsable firmada por el empleador, carta de despido o comunicación de desistimiento o la baja en el Sistema Especial de Empleados del Hogar del Régimen General de la Seguridad Social.

El derecho a la prestación será desde la fecha de baja en la Seguridad Social o desde la fecha que figure en la declaración responsable firmada por el empleador.

El subsidio es compatible con la percepción de otros salarios por cuenta propia o ajena si no se supera, en conjunto, el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 950 euros para este año.

Y es incompatible con el subsidio por incapacidad temporal o con el permiso retribuido recuperable.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here