Agencias.-

Trece países de la Unión Europea han advertido este miércoles de que las medidas de emergencia que se aprueben para afrontar la pandemia de coronavirus deben «limitarse a los estrictamente necesario», ser «proporcionadas y temporales» y respetar del principios del Estado de Derecho, la democracia y los derechos fundamentales.

España se ha unido así a Alemania, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, los Países Bajos, Portugal y Suecia en la defensa de «los principios del Estado de Derecho, la democracia y los derechos fundamentales» pese a la necesidad de los Gobiernos de adoptar medidas de emergencia para contener el avance de la pandemia.

El comunicado conjunto que han firmado estos países es una advertencia a aquellos gobiernos que pueden tener la tentación de adoptar medidas antidemocráticas con la excusa del coronavirus.

El texto se ha dado a conocer después de que el Ejecutivo húngaro del ultranacionalista Viktor Orbán recibiera este lunes del Parlamento poderes extraordinarios para gobernar Hungría por decreto y por tiempo indefinido en su lucha contra la pandemia del COVID-19.

Los socios europeos reconocen que, ante esta situación sin precedentes, «es legítimo que los Estados miembros adopten medidas extraordinarias para proteger a sus ciudadanos y superar esta crisis», pero aseguran estar «profundamente preocupados por el riesgo de violación de los principios del Estado de Derecho, la democracia y los derechos fundamentales derivados de la adopción de ciertas medidas de emergencia».

Además, invitan al Consejo de Asuntos Generales de la UE «a abordar este asunto cuando sea apropiado». EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here