Madrid, 4 abr (EFE).- Los diarios El Mundo y ABC han avanzado este sábado que dejarán de participar en las ruedas de prensa telemáticas organizadas en el palacio de la Moncloa con motivo de la crisis del coronavirus por considerar que el sistema de selección y realización de preguntas supone una «farsa» y «censura».

En un editorial, El Mundo califica de «anomalía democrática» y «auténtico escándalo» los «sucedáneos de ruedas de prensa que ha impuesto el Gobierno con la excusa de la pandemia».

ABC, por su parte, defiende que existe «censura previa» en esas ruedas de prensa y que su renuncia a hacer preguntas en estas ruedas de prensa «es el modo de protestar ante una práctica que supone una vulneración del derecho a la información recogido en el artículo 20 de la Constitución Española».

Un grupo numeroso de periodistas pidió hace unos días un cambio de modelo en un manifiesto titulado «La libertad de preguntar» en el que reclamaban al Ejecutivo ruedas de prensa libres y sin control previo.

Y este mismo sábado ha trascendido que el Gobierno se ha mostrado favorable a cambiar el sistema para permitir a los periodistas preguntar en directo a los técnicos y políticos, siempre que no se restrinja de forma discrecional a los participantes que intervengan.

En una carta dirigida a los responsables de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, ha pedido que las asociaciones periodísticas desarrollen un sistema para arbitrar los turnos y las preguntas.

Y ese sistema, ha precisado, debería atenerse a tres criterios: que acoja al mayor número posible de medios, facilite el planteamiento de preguntas en directo e incorpore un criterio «no discrecional en la selección de los participantes».

Esta respuesta llegó tras una propuesta de la FAPE y la APM de establecer un sistema mixto que combinara las cuestiones planteadas por un grupo amplio de periodistas por chat con la intervención en directo por videoconferencia de un grupo limitado de periodistas que podrían ser los que cubren habitualmente la información del Gobierno. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here