Pediatra: No habría que volver al colegio hasta lograr una inmunidad de grupo

0
188
Fernando García-Sala, presidente de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria. Twitter

Valencia (EFE).- Los menores no deberían volver al colegio hasta que no se consiga una «inmunidad de grupo», con más del 60 % de la población inmune a la COVID-19, según advierte el pediatra valenciano Fernando García-Sala, presidente de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria, a quien le da «pánico» que la gente se relaje y aconseja prolongar un confinamiento que ve «efectivo».

García-Sala, considera que en función del tiempo que dure esta pandemia y de la gente que haya sido contagiada por el coronavirus “habrá un antes y un después” en la forma de actuar o relacionarnos, cambiarán muchas de las formas de hacer las cosas e igual, añade, hay que “reinventar otro modelo de vida”.

Considera que en los colegios, a los que ve “muy complicado” que los menores puedan regresar “por lo menos hasta septiembre u octubre, cuando haya una inmunidad de grupo”, las actividades esenciales disminuirán e igual deben hacerse dos grupos en cada aula y que la mitad acuda a clase por la mañana y la otra, por la tarde.

“Es muy difícil que los niños, fuera del entorno de los padres, cumplan una serie de medidas” de protección, indica para destacar que en menores con COVID-19 la sintomatología “es muy banal”, pasa “muy desapercibida” y ha habido “pocos casos y ninguna muerte en menores de 12 años», lo que a los pediatras da «mucha tranquilidad”.

No obstante, advierte de que si los niños tienen COVID-19 son “grandes contagiadores. Dan muchos besos, se abrazan y cuando hablan sueltan muchas gotitas de la boca, y será complicado poder controlarlo”. Por eso, agrega, es importante tener una “inmunidad de grupo, de rebaño, que proteja a los demás, o que ya se pueda administrar una vacuna, que es lo que lo solucionará todo”.

Ve “fundamental” apelar al “sentido común” de los padres y aconseja medidas de protección como mantener una distancia entre personas que no sea de menos de dos metros y que tanto adultos como niños lleven mascarillas, los segundos adaptadas a su tamaño y customizadas con dibujos divertidos.

“Los niños deben ver a los padres llevar la mascarilla, igual que deben verlos lavándose continuamente las manos, porque eso genera una imitación”, afirma el pediatra.

Según explica, cuando menos del 10 % de la población ha sido contagiada “hay que tener mucho cuidado”; en un segundo escenario, con entre el 10 y el 60 % de las personas infectadas, se puede “empezar a tomar medidas laxas”, y cuando más del 60 % de la población haya pasado la infección “pasaremos a un estado prácticamente de normalidad”.

Los sindicatos CCOO y UGT han coincidido en que la vuelta a las aulas debe hacerse con garantías sanitarias para los trabajadores de los centros y para los alumnos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here