Izquierda Unida ha elaborado un plan con las más de 400 medidas que considera necesarias para afrontar la crisis de la COVID-19, entre ellas que la renta mínima se sitúe en el 80 % del salario mínimo -es decir, unos 760 euros-, endurecer las causas del despido o subir impuestos a quienes más tributan.

La dirección colegiada de IU aprobó este lunes el plan denominado «Reconstrucción Horizonte-País» que llevaría, de aplicarse, a una movilización de 155.000 millones de euros, y que pretende ser una aportación «no exclusiva ni limitadora» a cómo afrontar los efectos económicos, sociales y culturales por la pandemia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here