La Comisión Nacional de Sanidad de China informó hoy de un repunte de casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 en su país, con doce nuevos a nivel local y dos más «importados» del exterior, tras diez días sin colocar un doble dígito en el apartado de nuevas infecciones.

Las autoridades sanitarias precisaron que 11 de los 12 casos locales contabilizados hasta la pasada medianoche local (16.00 hora GMT del sábado) se registraron en la provincia nororiental de Jilin, vecina de la de Heilongjiang, donde en las últimas semanas se produjo otro repunte debido al influjo de ciudadanos chinos que regresaban desde Rusia.

La ciudad de Shulan, perteneciente a Jilin, aumentó este domingo su nivel de respuesta de emergencia al nivel alto después de confirmar estos 11 casos, y ha puesto bajo observación médica a contactos cercanos con los contagiados confirmados.

El otro caso registrado en las últimas 24 horas se produjo en la ciudad de Wuhan, capital provincial de Hubei y cuna del brote, que no contabilizaba nuevos casos desde hace más de un mes.

Por otra parte, los dos casos «importados» del exterior se registraron en la ciudad de Shanghái.

Estos casos preocupan a Pekín hasta el punto de decretar la prohibición de entrada al país a los extranjeros, desde el 28 de marzo, y el cierre fronterizo con Rusia en el noreste del territorio chino.

China sumaba 13 nuevos casos en los primeros ocho días del mes, y el último que registró doble dígito en el capítulo de nuevas infecciones fue el 30 de abril, con 12 casos.

Asimismo, las autoridades sanitarias chinas indicaron que en las ultimas 24 horas se dio de alta a 74 pacientes y se logró sacar de la situación de gravedad a otros dos, lo que deja el número de infectados activos en China en 148, 13 de los cuales se encuentran en estado grave.

El organismo oficial no informó de ninguna muerte en su último parte, por lo que el número total de decesos por la COVID-19 se mantiene en 4.633, entre los 82.901 infectados diagnosticados oficialmente en China desde el inicio de la pandemia, de los que 78.120 superaron con éxito la enfermedad y fueron dados de alta.

Hasta la fecha se ha realizado seguimiento médico a 736.787 contactos cercanos con infectados, de los cuales 5.840 continúan en observación, y de ellos 4 serían casos sospechosos de haberse contagiado del virus.

En cuanto a los infectados asintomáticos, China registró 20 nuevos casos en este último informe, lo que sitúa el total de personas en esas circunstancias y bajo observación en 794.

En Hong Kong los casos permanecen en 1.044, con cuatro muertes, y en Taiwán se contabilizan un total de 440 casos y 6 muertes.

Seul, capital de Corea del Sur ordenó el cierre de todos los clubes y bares, después de que una ráfaga de nuevos casos provocara el temor de una segunda ola de coronavirus, y el presidente Moon Jae-in instó al público a permanecer en alerta, se informó este domingo

Corea del Sur reportó este domingo 34 nuevos casos de coronavirus detectados el sábado, la mayor cifra diaria desde el pasado 9 de abril, debido a un brote en una zona de ocio nocturno de Seúl.

El Centro para el Control y la Prevención de las Enfermedades Infecciosas de Corea (KCDC) informó hoy que de esas 34 infecciones 8 son importadas y 26 son contagios comunitarios.

De estos 26 últimos la inmensa mayoría pertenecen a un brote ligado a varios clubes y bares del conocido barrio de Itaewon, en Seúl, que ya ha originado al menos 40 contagios.

El número de casos registrado en la víspera supone el mayor número desde el pasado 9 de abril, cuando Corea del Sur, que no ha impuesto confinamientos ni ha cerrado fronteras, informó de 39 nuevas infecciones.

El país asiático, uno de los que mejor ha controlado y estabilizado la infección de COVID-19, no registraba más de 30 casos desde el pasado 12 de abril, e incluso enlazó esta pasada semana tres días consecutivos identificando menos de 10 contagios diarios, ninguno de ellos local.

En el marco del nuevo brote de Itaewon, la primera persona en dar positivo, el pasado miércoles, fue un varón de 29 años que había visitado cinco clubes y bares de la zona en la madrugada del 2 de mayo.

Desde entonces se han confirmado al menos 40 casos, que incluyen gente que estuvo en los mismos locales y también compañeros de trabajo o familiares de distintos contagiados iniciales.

La identificación de este nuevo foco llega en la misma semana en la que Corea del Sur había relajado el distanciamiento interpersonal, lo que incluye la reapertura progresiva de colegios o museos, ante la caída de casos.

Al menos 1.510 personas estuvieron en los cinco locales afectados por el brote.

Las autoridades surcoreanas han instado a todo aquel que visitara los establecimientos a aislarse en casa y someterse a test, y de momento ha logrado localizar a algo más de 600 personas.

No obstante, dar con todos ellos puede ser algo más complicado de lo habitual puesto que los cinco establecimientos están ligados a la comunidad LGTBI, la cual sufre intensos prejuicios en Corea del Sur.

Tras la identificación del brote el Gobierno Metropolitano de Seúl ha obligado a todos los bares y clubes a cerrar hasta nuevo aviso, mientras que en el resto del país este tipo de locales deberán mantener un estricto protocolo sanitario si quieren operar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here