El impuesto a los ricos de Podemos gravará a los que tengan más de un millón de euros y sustituirá al de Patrimonio

0
157
Pablo Iglesias

Agencias.- Unidas Podemos vuelve a poner sobre la mesa el Impuesto a la Grandes Fortunas, por el que quiere gravar entre un 2% y un 3,5% a los patrimonios que superan un millón de euros.

Con este tributo, propuesta estrella de la formación morada, ve posible recaudar hasta el 1% del PIB, unos 11.000 millones de euros, para ayudar en la recuperación de la economía tras la crisis del coronavirus. Pablo Iglesias pidió salir en la foto del acuerdo de los ERTE.

Este nuevo impuesto, incluido en el acuerdo programático con el PSOE y que el grupo confederal llevará a debate a la Comisión del Congreso para la reconstrucción económica y social tras la crisis provocada por la pandemia, vendría a sustituir al actual Impuesto de Patrimonio y las administraciones autonómicas no podrían así bonificarlo -por ejemplo, en Madrid, la bonificación es del 100%-.

La propuesta, pasa por dejar exenta la vivienda habitual hasta 400.000 euros y comenzar a gravar los patrimonios netos a partir del millón de euros: un 2% hasta los 10 millones; un 2,5% hasta 50 millones; el 3% hasta 100 millones y el 3,5% a partir de es volumen.

Para justificar su aprobación en plena pandemia, Pablo Iglesias lo ha bautizado como tasa de reconstrucción, aunque sus características son las mismas que figuran en el programa económico de Podemos.

Se cifra en unas 202.437 personas las que declararon por el Impuesto de Patrimonio en 2017 (últimos datos disponibles), con una media de 3 millones de euros, sobre las que recaerá este impuesto. De esa cuantía, 53.000 personas en España declararon un patrimonio de más de 1,5 millones de euros.

Este impuesto sustituirá al actual Impuesto sobre el Patrimonio, que es inoperativo, y no podrá bonificarse por parte de las comunidades autónomas», explican ellos mismos. La formación morada se estaría haciendo con el control de un impuesto totalmente cedido a las CCAA.

La Comunidad de Madrid es la única región española que tiene bonificado al 100% este impuesto, por lo que nadie este territorio tiene que pagar nada por Patrimonio desde 2008.

La ineficacia, las distorsiones y las duplicidades que generaba este impuesto llevaron al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero a suprimirlo en 2008 a nivel estatal, pero en 2011, en plena crisis económica, el mismo Ejecutivo decidió recuperarlo.

Así, si el impuesto a las grandes fortunas de Iglesias prospera, serán los contribuyentes madrileños los más perjudicados por su puesta en marcha. En 2017, hubo 18.132 declarantes por este tributo en la región, con más de 9 millones de euros de media.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here