Móstoles, 17 may (EFE).- El Ayuntamiento de Móstoles ha denunciado que la Comunidad de Madrid trasladó el sábado, «sin previo aviso ni ningún tipo de comunicación por escrito», a cinco mayores procedentes de la residencia privada Los Jardines, de Navas del Rey, hasta el centro Juan XXIII de la localidad.

La propia alcaldesa, Noelia Posse (PSOE), señala en sus redes sociales que los ancianos llegaron en una ambulancia, pasada la hora de comer, y «sin informes personales, sin resultados que confirmen PCR negativas que garanticen la protección de los demás residentes».

«Simplemente un papel con su medicación escrita a lápiz que apenas se ve. La única información que recibimos es que vienen sin la documentación necesaria porque el director de Navas del Rey no quiere colaborar», ha denunciado Posse, quien dio aviso de lo acontecido a las autoridades competentes.

Fuentes municipales han señalado a Efe que los mayores se encontraban «en un total estado de abandono, casi como si fueran indigentes» y que «ni siquiera habían comido desde el desayuno», además de que no les comunicaron «ni si les habían hecho test COVID-19 ni cuál era su grado de dependencia».

«Llevábamos semanas recibiendo presiones para acoger a residentes de otras residencias y siempre hemos mostrado la mano tendida para ayudar, pero lo que pedíamos era información sobre el estado de la persona, medios materiales y personales para atenderles en la residencia. Y no nos los han dado», insisten estas fuentes.

Además, su mayor preocupación era que, por suerte, esta residencia está en estos momentos libre de COVID-19 y desde que se inició la pandemia tan solo ha fallecido un residente por esta enfermedad, y se han contagiado otro interno y dos trabajadores.

«Tras dar aviso de lo acontecido a las autoridades competentes acudimos al juzgado de guardia con el acta policial y el informe de valoración sanitaria por parte del SUMMA», ha añadido la alcaldesa, quien, ante la gravedad de la situación, decidió convocar una Junta de portavoces urgente en la misma tarde del sábado.

La alcaldesa insiste en que llevan días «con presiones» por parte de la Comunidad de Madrid para el acogimiento de pacientes de otras residencias, algo a lo que -dice- nunca se negaron, aunque sí exigieron «mayor soporte, con medios para darles la mejor atención y la máxima protección».

«No vamos a frenar e iremos donde haga falta para defender la dignidad de estas cinco personas que por humanidad hemos acogido», ha reiterado Posse, quien dice que ya «ha exigido de nuevo medios al consejero de Sanidad tras mantener una conversación telefónica», por lo que espera que «sean atendidas nuestras demandas». EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here