Un abogado podrá negarse a asistir en persona a detenido por riesgo sanitario

0
136

Madrid, 22 may (EFE).- El Colegio de Abogados de Madrid ha informado a los letrados de que podrán negarse a prestar en persona la asistencia a detenidos en comisarías y centros de detención si consideran que no se garantizan las condiciones de salud y seguridad frente al coronavirus como la distancia y los medios de protección.

Así lo comunica el Colegio en la «Guía práctica para la normalización de la actividad profesional» que ha publicado con nuevas pautas para el ejercicio de la abogacía tras la pandemia del COVID-19.

En el capítulo dedicado a la asistencia al detenido en comisarías explica que con carácter previo a la misma el Colegio de Abogados verificará si el centro de detención facilita la posibilidad de llevarla a cabo por teléfono o por medios telemáticos, comunicando una dirección de correo electrónico para que remita copia de los elementos esenciales del expediente policial.

Añade que si el letrado entiende que los medios facilitados no garantizan la debida confidencialidad y vulneran los intereses de la personas detenida podrá solicitar su inmediata puesta a disposición judicial para garantizar sus derechos.

«Si el abogado considera que no se garantizan las necesarias condiciones de salud y seguridad (distancia y medios de protección personal) a todas los intervinientes, incluidos los detenidos, podrá negarse a prestar la asistencia de forma presencial», recalca.

En este caso el Colegio asegura que dará el correspondiente amparo al letrado previa solicitud que debe comunicar al servicio de guardia indicando que ha acudido al centro de detención y que no se establecen las condiciones mínimas que garanticen la asistencia por carecer de medidas sanitarias adecuadas o por no respetar la distancia mínima de seguridad entre los participantes.

El Colegio pone a disposición de los letrados que prestan asistencia jurídica por designación del turno de oficio equipos de protección como guantes, mascarillas quirúrgicas, gel hidroalcohólico y pantallas faciales protectoras.

En cuanto a las visitas de los abogados a sus clientes que se encuentren en centros penitenciarios el Colegio explica que si la prisión se encuentra en un ámbito territorial en fase 0 de la desescalada del estado de alarma y se considera imprescindible y necesaria la comunicación en persona en locutorios deben dirigir correo electrónico al director de la cárcel para que la autorice.

Añade que si el centro penitenciario se encuentra ubicado en un ámbito geográfico en fase 1 ó 2 no será necesario solicitar autorización previa para realizar la comunicación presencial debiendo en todo caso el abogado respetar la necesidad de acudir provisto de mascarilla y guantes.

Por otra parte el Colegio indica que «una elemental norma de prudencia aconseja que en la medida de los posible sean limitadas» las visitas de los clientes a los despachos de sus abogados y «se dé preferencia a la comunicación telefónica o telemática».

Igualmente recomienda que en la medida de lo posible se limite el acceso a los juzgados a aquellas actuaciones que necesariamente deben realizarse en la sede judicial.

La guía también informa de ayudas, entre otras las aprobadas por el Colegio para los colegiados en situación de vulnerabilidad. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here