Casi 24.000 firmas contra «privatización encubierta» del Hospital Niño Jesús

0
238
Hospital Niño Jesús

Madrid, 28 may (EFE).- La aprobación por el Gobierno regional de la ampliación del Hospital Niño Jesús, mediante un sistema de colaboración público-privada, ha levantado críticas de la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública (ADSP) por el presunto incumplimiento de la finalidad altruista con la que fue donada la parcela, y además ha originado una recogida de firmas en internet contra la «privatización encubierta», que ya suma 23.676.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó este miércoles ampliar las instalaciones con un pabellón de 9.300 metros mediante una inversión de 21 millones de euros, que según la Comunidad tendrá «un coste cero» para las arcas públicas ya que la adjudicataria del contrato obtendrá la explotación del nuevo aparcamiento, de 800 plazas, hasta un máximo de 40 años.

La ADSP de Madrid destaca las «repercusiones muy negativas para la salud de la población infantil» que supondría construir un gran aparcamiento en una de las zonas «con mayor contaminación» de Madrid, cercana a Escuelas Aguirre, y que generaría «una barrera económica» para el acceso igualitario de las familias, indica en un comunicado.

Además, «existen serias dudas sobre la posibilidad de hacerlo, ya que el hospital se construyó en una parcela cedida en su día, con la condición de que sea destinada exclusivamente a un hospital infantil, y su utilización con intereses comerciales puede generar la reclamación de la reversión de la misma a los herederos de la donante y/o reclamaciones económicas seguramente más costosas que el presupuesto necesario para la obra», según la asociación.

Asimismo, «abre la puerta de una privatización encubierta del centro, en la línea de lo hasta ahora practicado por la Comunidad de Madrid en otros centros hospitalarios, porque no conociendo las características del contrato este probablemente introducirá otros elementos de privatización del centro», según el presidente de la ADSPM, Marciano Sánchez Bayle, médico jubilado del Niño Jesús.

En la recogida de firmas en la plataforma Change.org, que sumó más de seis mil firmas en solo 24 horas, la impulsora de la iniciativa ciudadana lo califica de «privatización encubierta».

«Dada la situación que vivimos hoy en día a causa del COVID-19, no podemos permitir que se vuelva a privatizar y desmantelar la sanidad, precisamente cuando más falta hace la inversión”, explica la impulsora de la petición en el texto. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here