Agencias.-

Un biólogo ha identificado huellas en la ribera de la confluencia de los ríos Duero y Pisuerga que pueden corresponder a las de un «cocodrilo del Nilo», un reptil al que busca el Seprona y la Policía Local de Simancas (Valladolid) tras su avistamiento ayer en la zona de Pesqueruela de esta población.

El cocodrilo del Nilo es una especie considerada peligrosa, pero también asustadiza, han informado este domingo fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Fue el sábado sobre las 12.00 horas cuando la Policía Local recibió el aviso de que algunas personas habían visto el día anterior al animal, tras lo que ayer otro ciudadano alertó de que también lo había observado, igual que le ocurrió a un agente de la Policía Local que, según detalló a Efe, también lo vio.

Para conseguir encontrar al cocodrilo, se han acordonado varias zonas con el fin de que nadie pueda acceder al área situado en el camino de Pesqueruela, un triángulo ubicado en la confluencia del río Pisuerga con el Duero, que dista aproximadamente una veintena de kilómetros de Valladolid capital.

Los expertos pretenden rastrear la zona con precaución para evitar que el animal se desplace fuera del área de unos cinco kilómetros en la que se considera que se mantendrá, si no es molestado, para facilitar su captura.

Para los trabajos de localización del reptil, que al parecer mide un metro y medio, en los que colaboran biólogos y para los se ha dispuesto el apoyo de un dron, se evalúa la posibilidad de que intervengan también el Grupo de Actividades Subacuáticas del Instituto Armado y los Bomberos.

“Peligro por la existencia de un cocodrilo en la ribera del río Duero” reza en el bando del alcalde de la entidad local menor de Villamarciel, Francisco Luengo.

Agrega que el animal, que puede haberse escapado de alguna vivienda cercana al río donde lo tuvieran como mascota, “podría resultar muy peligroso” para las personas, por lo que se ruega a la población que, hasta su captura, se extreme la precaución y no se acerquen al río, especialmente pescadores y piragüistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here