El PP se queda fuera de los acuerdos de la comisión de reconstrucción

0
90
Ana Pastor.

Agencias.- La Comisión para la Reconstrucción del Congreso votó este viernes las conclusiones de sus cuatro grupos de trabajo que saldrán adelante sin el apoyo del PP, que a última hora se ha descolgado de los pactos sobre sanidad y UE, aunque sin cerrar la puerta a acuerdos antes de su debate definitivo en pleno.

Será el próximo 22 de julio cuando el Congreso dé el visto bueno a las propuestas surgidas de este órgano parlamentario, en cuya última sesión los grupos parlamentarios han ido despejando dudas sobre su posición ante los borradores, en algún caso condicionada a modificaciones que han considerado fundamentales.

La diputada popular y exministra de Sanidad, Ana Pastor, confirmó que su grupo se mantendrá en la abstención, aunque aseguró que “siguen tendiendo la mano”, Pastor volvió a repetir que “estamos a mitad del partido” y que aún quedan casi 20 días para alcanzar un acuerdo.

La portavoz del grupo socialista, Adriana Lastra, criticó la posición del PP “que lamentablemente ha decidido aliarse con la crisis sanitaria para atacar al Gobierno”, asegurando que Casado “se ha terminado convirtiendo en el pregonero del extremismo y la confrontación”.

La portavoz socialista aseguró que el PP “solo parece entender la política de tierra quemada” frente a “la capacidad demostrada por el PSOE, llegando a acuerdos con prácticamente todos los grupos”, y recalcando también la labor del Ejecutivo, que ha demostrado acuerdos con los partidos, con patronal y sindicatos.

La Comisión de Reconstrucción aprueba no aplicar la regla de gasto en 2020 y 2021

La Comisión de Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados ha aprobado no aplicar la regla de gasto en 2020 y 2021 y permitir que las comunidades autónomas y los ayuntamientos puedan utilizar el superávit de su tesorería para invertir en la necesidades derivadas de la crisis provocada por el COVID-19.

Unida Podemos se ha unido a la enmienda transaccional promovida por JxCAT y pactada con PP, Cs, ERC, Compromís y CC entre otras formaciones para permitir flexibilizar la regla de gasto.

El PSOE ha sido el único partido que ha votado en contra, por lo que la iniciativa ha salido adelante con apoyo mayoritario, también con el del PNV.

De esta forma Unidas Podemos se desmarca del texto común que habían pactado con el PSOE y que no reflejaba esta propuesta, como tampoco contempla la derogación de la reforma laboral o un impuesto a las grandes fortunas.

El texto de conclusiones referente al grupo económico ha sido apoyado por PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, Compromís y Teruel Existe, entre otras formaciones y no así por PP, ERC, JxCAT o EH Bildu, mientras que el PNV se ha abstenido.

El documento ha sido refrendado por 167 votos a favor, 115 en contra y 10 abstenciones.

Todas las formaciones, a excepción del PSOE, se han unido para poder utilizar el superávit de las corporaciones locales y autonomías con el fin de afrontar la reconstrucción económica tras la pandemia del COVID-19.

Esta iniciativa permitirá que las corporaciones locales puedan hacer uso de la totalidad de los superávit y los remanentes de tesorería generados durante los ejercicios 2019 y 2020 y que durante los ejercicios 2020 y 2021 la regla del gasto no sea de aplicación.

Además, en aplicación del principio de subsidiaridad, una parte de los fondos europeos deberán ser gestionados por la corporaciones locales y las comunidades autónomas.

La Comisión de Reconstrucción Social y Económica también ha decidido incluir en el dictamen, que será votado en el Pleno del Congreso, una enmienda de Compromís para que antes de final de año el Gobierno presente un nuevo «esqueleto» del modelo de financiación autonómica con el fin de corregir la deficiencias actuales.

También ha aprobado revisar el Impuesto de Patrimonio y Sucesiones y Donaciones, como pedía la formación que lidera Joan Baldoví en el Congreso.

El dictamen final incluirá otra enmienda pactada con ERC, PSOE y Unidas podemos que pide un plan de trabajo autónomo y la reforma del régimen especial de los autónomos (RETA) para que coticen por los ingresos reales.

Asimismo, el PNV ha incluido sus propuestas relativas a citar específicamente los sectores estratégicos que se deben impulsar para reactivar la economía, medidas para fomentar la Formación Dual y otras sobre I+D como aligerar las barreras administrativas en los procedimientos de gestión de ciencia e innovación.

También se han aprobado enmiendas de la formación vasca para fomentar la colaboración público privada a través de proyectos de investigación industrial o desarrollo experimental.

Además, se han incluido las salvaguardas para respetar la diversidad competencial y para incluir la perspectiva de género en las políticas y medidas a implementar.

La Comisión de Reconstrucción, sin embargo, ha rechazado, pese a contar con el apoyo de Unidas Podemos, las iniciativas que pedían un impuesto a las grandes fortunas y la que solicitaba la derogación íntegra de la reforma laboral, que fue votada el miércoles y rechazada en una segunda votación por el PSOE después de haberla aprobada en una primera.

PNV y JxCAT se han quejado de la falta de memoria económica y mientras el diputado de JxCAT Ferran Bel ha señalado que son documentos «genéricos», el portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban, ha lamentado que el Ejecutivo no aborde medidas fiscales, laborales o de política industrial «con rigor» y ha calificado el documento de «colorido pero sin estructura».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here